Conozca La Antigua Guatemala

 

 

...la ciudad colonial que ofrece una valiosa tradición cultural y religiosa

 

 

Museo de Santiago

 

 

 Salas disponibles para visitar

   Para ir a Página Principal     

   

 

 

 

6     Sala de Gremios Artesanales

 

 

En esta sala se aprecian artesanías en cerámica de diferentes diseños, pintada y barnizada; muestras de algunos materiales de construcción artesanal en barro cocido, como ladrillos, tejas, atarjeas y baldosas; muestras de herrería; y pintura utilizada por los artesanos.

 

Elementos de arquitectura en La Antigua Guatemala

 

Algunos de los componentes que dieron las características propias de la arquitectura colonial fueron:

  •       La mampostería, técnica que consistía en utilizar el ladrillo cocido, que reforzaba al adobe de terrón y a la piedra de canto rodado. A la vez eran pegados con lodo o argamasa consistente en una mezcla de cal, arena y tierra. Este fue el material más noble para la construcción de muros.

  •       La teja de barro para las techumbres fue la primera innovación arquitectónica española.

  •       Atarjea: La conducción del agua fue en caños de barro que eran revestidos por cajas de ladrillos que los rodeaban para su protección.

  •      Las aceras de los patios y de las calles destinadas a peatones estaban empedradas y algunas embaldosadas con ladrillos de barro cocido.

Materiales de construcción en barro cocido:

Teja, atarjeas, ladrillo y baldosa

 

 

Gremios artesanales

 

El hecho que los artesanos españoles vieran con menosprecio sus oficios -quizás con excepción de la orfebrería-, facilitó que los indígenas y esclavos negros aprendieran tales trabajos, y que a principios del siglo XVII, gran parte de los maestros y oficiales pertenecieran a las llamadas “castas” -familias-. Ejemplos de ello fueron Juan Pascual y las familias de los Porres y Ramírez.

 

Aunque en 1530 el Ayuntamiento de Santiago de los Caballeros autorizó la formación de los gremios de herreros y sastres, y aprobó sus ordenanzas, la mayoría de oficios se organizaron gremialmente en los siglos XVII y XVIII.

 

Para llegar a ser maestro en un oficio había que pasar por un proceso previo de “aprendizaje” y “oficialía”. Los aprendices eran comúnmente jóvenes que adquirían los conocimientos y destrezas del oficio bajo la tutela de un maestro. Concluido el aprendizaje, se sometía al aspirante a un examen de aptitud, que si era ganado le permitía pasar al grado de “oficial”, lo cual le daba derecho a recibir salario por su trabajo. El nivel de mayor categoría dentro de un gremio lo ocupaban los “maestros”, quienes después de haber aprobado el examen ante un tribunal competente, obtenía del Ayuntamiento un título que los autorizaba a tener taller propio y les daba derecho a ejercer en su gremio los cargos de Alcalde y Veedor, así como los de Mayordomo de la Cofradía y Maestro Mayor.

 

                      

 

Cerámica pintada y barnizada. Pintura utilizada

 

                      

 

 

El trabajo artesanal imprimió un sello particular al modo de vida de los vecinos de Santiago de los Caballeros. La jornada laboral de albañiles, peones y carpinteros, por ejemplo, era controlada por el toque de campanas del Ayuntamiento.

 

Vasijas de cerámica simple

 

Este horario incidía en la vida familiar y también en los otros oficios y actividades comerciales, políticas y religiosas. De ahí, la costumbre de los albañiles de suspender el trabajo al mediodía sin importar el lugar donde estuvieran y la fase de la obra.

 

Los gremios influyeron a la vez en las manifestaciones religiosas, ya que trataban de sobresalir en las procesiones mediante el trabajo en vistosas andas y vestimentas, con el objetivo de alcanzar una mayor jerarquía social para sus miembros.

 

Ebanistería colonial

 

El descubrimiento y colonización de Guatemala por parte de los españoles dieron lugar a la introducción del mueble español en esta zona. La última etapa del período gótico, el renacimiento y barroco, fueron los estilos que llegaron a América.

 

Éstos en el nuevo ambiente fueron adquiriendo características propias al contacto con las civilizaciones indígenas, hasta producir un tipo conocido como mueble colonial.

 

Este mobiliario se utilizó en dicha época, específicamente en los Siglos XVII y XVIII.

 

 

Se elaboraron diferentes piezas: armarios, baúles, cofres, bancas, escritorios, mesas, sillas, camas, arcones, sillones, oratorios, dinteles, alacenas, predelas, retablos, frontales de altar y otros.

 

Armario

 

                      

 

Baúles, cofre y silla

 

                      

 

También, se originaron elementos complementarios de la arquitectura como: biombos, puertas, ventanas, artesones y rejas de madera.

 

Las maderas utilizadas fueron el palo blanco, el nogal, el naranjo y el conacaste. Aunque para los muebles de calidad se usó la caoba y el cedro; y para los populares el ciprés y el pino.

 

                      

 

Silla

 

 

 

Biombo

 

 

Los detalles ornamentales eran: torneados, ahusados, estofados, marqueterías, empastes dorados, múltiple policromía, motivos florales, estrías paralelas, dibujos geométricos, todos tallados en la madera. Los herrajes fueron otro elemento decorativo en los muebles de esta época.

 

 

 

Predela,

tallada en madera

 

Retablos

 

Un elemento distintivo en los templos coloniales, fue el retablo, una superficie de madera colocada detrás de un altar, con nichos y hornacinas, distribuidos armónicamente y flanqueados por diferentes clases de columnas y pilastras, en los que se colocaban esculturas y pinturas.

 

 

 

Frontal de altar

 

Los gremios canalizaron manifestaciones culturales hispanas, no sólo al celebrar la fiesta de su santo patrono, sino también al participar en festejos y bienvenidas de funcionarios con alboradas, escenificaciones de autos sacramentales, danzas, juegos pirotécnicos, bailes y corridas de toros o en las honras fúnebres dedicadas a los monarcas.

 

Santos Patrones de los Gremios Artesanales

 

SAN LUCAS, de los pintores

SANTA CECILIA, de los músicos

SAN JUAN EVANGELISTA, de los impresores

SAN CRISPÍN, de los zapateros

SAN JOSÉ, de los carpinteros

SAN ELOY, de los herreros

SAN MARTÍN, de los sastres

DE LA SANTA CRUZ, de los albañiles

SAN ISIDRO LABRADOR, de los agricultores

SAN DEMETRIO, de los plateros

SAN BENITO, de los cocineros

DE LA VIRGEN HILANDO, de las costureras

SAN LORENZO, de los tejedores

SAN CRISTÓBAL, de los conductores

SAN DIEGO, de los panaderos

SAN AGUSTÍN, de los curtidores de pieles

SAN JEREMÍAS, de los loceros

 

 

  

 Salas disponibles para visitar

   Para ir a Página Principal     

 

 

  

CCN

Todos los derechos reservados