Conozca La Antigua Guatemala

 

 

...la ciudad colonial que ofrece una valiosa tradición cultural y religiosa

 

 

Vía Crucis Eucarístico "De Belén hacia el Calvario como el Hermano Pedro, con Jesús Sacramentado"

 

 Ø  Para regresar, favor de cerrar esta nueva ventana

 

 Para ir a Página Principal   Ø

   

 

 

Durante los días 26, 27 y 28 de julio de 2002, se celebró en La Antigua Guatemala el Triduo de preparación a la Canonización del Beato Hermano Pedro de San José Betancur.

 

En el primer día del Triduo de preparación...

 

Se realizó una alborada musical por las calles de La Antigua Guatemala, iniciándose en el Parque Central hacia la antigua Iglesia de Nuestra Señora de Belén, actualmente, Posada Belén, anunciando la festividad. También se realizó un concierto de marimba en la Plaza a la Paz con la participación de alumnas del Instituto Indígena Nuestra Señora del Socorro, que funciona a la luz de la filosofía Bethlemita.

 

Se celebró solemne Misa. Al inicio de la Eucaristía, la Madre Berenice Moreno, Superiora de la Congregación de la Orden Bethlemita devolvió a Monseñor Mario Ríos Montt, obispo de Guatemala, la imagen del Niño Jesús, venerada por el Hermano Pedro, que las hermanas Bethlemitas habían llevado a Colombia. La imagen del Niño Jesús del Hermano Pedro permanecerá en Guatemala.

 

 

Asimismo, con la participación de los diferentes grupos del Decanato, se realizó solemne procesión con el Santísimo. Durante el cortejo procesional, los fieles devotos rezaron la realización del Vía Crucis Eucarístico "De Belén hacia el Calvario como el Hermano Pedro, con Jesús Sacramentado".

 

Custodia del Santísimo, en el anda procesional

 

 

Algunos aspectos de la realización del Vía Crucis Eucarístico:

 

 

 

El recorrido procesional se inició desde la antigua Iglesia de Nuestra Señora de Belén

 

Interior de la Iglesia

 

En la Iglesia, se preparó un Altar para la celebración religiosa. Allí se realizó una vigilia a la imagen del Niño Jesús del Hermano Pedro.

 

 

 

Altar Mayor

 

Vigilia a la imagen del Niño Jesús

El anda procesional hizo el recorrido con la Custodia del Santísimo. En la cúpula del anda, se observó una imagen representando al Hermano Pedro.

 

 

 

Anda procesional

 

 

Cúpula

 

El anda procesional fue acompañada por la Urna que contiene la imagen del Niño Jesús del Hermano Pedro; y por una reliquia: Un pedacito de hueso del Hermano Pedro.

 

 

 

Urna con la imagen del Niño Jesús

Reliquia:

Un pedacito de hueso del Hermano Pedro

 

Los feligreses llevaron dos cruces, una de ellas conteniendo la reliquia mencionada. También, condujeron dos medallones tallados en madera, representando uno, al Hermano Pedro, y el otro, a la Natividad.

 

 

 

 

 

Cruces

Medallones tallados en madera

 

Se observó un Pabellón con la imagen de la Beata María Encarnación Rosal, Madre Bethlemita:

 

 

En honor del Hermano Pedro, el recorrido del Vía Crucis Eucarístico se inició en la Iglesia de Nuestra Señora de Belén, Plaza a la Paz, y continuó por la Calle del Hermano Pedro, Calle de Chipilapa, Calle de los Pasos y Alameda del Calvario:

 

 

 

Inicio del recorrido procesional en la [antigua] Iglesia de Nuestra Señora de Belén

 

 

 

Estación frente a la Iglesia Beatas de Belén

 

 

 

Al realizar el recorrido por la Calle del Hermano Pedro, una Estación del Vía Crucis Eucarístico honró el lugar de la primera sepultura, en 1667, del Hermano Pedro.

 

Se conmemora que, luego de su muerte, se celebró solemne funeral y entierro del cuerpo del Hermano Pedro en la bóveda de sepultura común de los religiosos de la Tercera Orden Franciscana, en el Templo de San Francisco El Grande.

 

Estación frente al lugar de la primera

sepultura del Hermano Pedro

 

 

 

El cortejo procesional se iniciaba con la Santa Cruz y con diferentes Pabellones.

 

 Santa Cruz y Pabellones

 

Los fieles devotos también llevaron Medallones tallados en madera. Uno de ellos representa al Hermano Pedro;  el otro, a la Natividad. En este último medallón, se observan imágenes de los personajes bíblicos, y también la figura del Hermano Pedro quién, extasiado, quiso estar presente para observar el nacimiento del Divino Redentor [tal como se aprecia en la escultura colocada en la parte superior de la fachada de la Iglesia Beatas de Belén].

1

 

Medallones

 

Representa al Hermano Pedro   Representa a la Natividad

 

Las Hermanas Bethlemitas así condujeron el Pabellón con la imagen de la Beata Madre María Encarnación Rosal:

 

  

La Madre María Encarnación Rosal, nació en Quetzaltenango, Guatemala, el 26 de octubre de 1820. Hizo su profesión religiosa en la Orden Bethlemita. Logró salvar y renovar esa Congregación al conducirla a un creciente fervor. Redactó nuevas Constituciones de conformidad con el espíritu Bethlemita y expresó audazmente nuevas formas de apostolado, especialmente para ayuda de los pequeños y los pobres. Murió en Tulcán, Ecuador, el 24 de agosto de 1886.

 

El cuerpo de la Madre María Encarnación se encuentra incorrupto. Ella, fue Beatificada por el Papa Juan Pablo II, en la ciudad de Roma el 4 de mayo de 1997.

 

Algunos datos biográficos de la Beata María Encarnación Rosal pueden observarse ingresando al apartado Breve Biografía de la "Monja Durmiente", la guatemalteca Beata Madre María Encarnación Rosal, bajo el título Espiritualidad contenido en la página principal o  Inicio  de este mismo sitio Web.

 

El cortejo procesional continuó su recorrido por la Calle de los Pasos.

 

Se evoca que el Hermano Pedro tenía gran devoción hacia la pasión de Jesús. En el amor a Jesús Crucificado tenían arraigo sus penitencias expiatorias. Como penitencia de los viernes, el Hermano Pedro, vestido de Nazareno y cargando una pesada cruz realizaba el Vía Crucis en la Calle de la Amargura, actualmente, Calle de los Pasos.

 

Recorrido procesional frente

al Portal de San Francisco

 

 

Durante la realización del presente Vía Crucis Eucarístico, permanecieron abiertas las capillas que representan las Estaciones del Vía Crucis ubicadas en la Calle de los Pasos y en la Alameda del Calvario; capillas que conservan en su interior pinturas realizadas en la época colonial y que representan la Pasión de Jesús.

 

Esas pinturas, así como los textos de su representación, pueden observarse ingresando al apartado Estaciones del Vía Crucis bajo el título La Antigua Guatemala, en esta misma página Web.

 

Los feligreses llegaron con el anda procesional al Templo de la Escuela de Cristo y Parroquia de Nuestra Señora de los Remedios.

 

 

 

Recorrido hacia el Templo de la Escuela de Cristo

 

 

Estación en la plaza frente al

Templo de la Escuela de Cristo

 

 

 

Imagen del Señor Sepultado

de la Escuela de Cristo

 

Se recuerda que, luego de su muerte, el cuerpo del Hermano Pedro fue velado en la Iglesia del Oratorio de la Escuela de Cristo, la noche del 25 de abril de 1667, antes del solemne funeral y entierro en el lugar destinado para la sepultura de los religiosos de la Tercera Orden Franciscana, en el Templo de San Francisco El Grande.

 

Cortejo procesional frente al

Templo de la Escuela de Cristo

 

 

 

Al atardecer y con velas encendidas, el séquito procesional se dirigía hacia la Ermita del Santo Calvario.

 

La Santa Cruz llevaba el relicario resguardando el ostensorio que conserva en su interior un pedacito de hueso del Hermano Pedro.

 

 

Estación frente al Portal de la

Ermita del Santo Calvario

 

Al anochecer, la solemne procesión

arribó a la Ermita del Santo Calvario

El recorrido procesional concluyó en la Ermita del Santo Calvario, donde se impartió la Bendición con el Santísimo. Luego hubo juegos pirotécnicos.

 

 

Vista interior de Ermita del Santo Calvario, antes del ingreso del cortejo procesional.

 

 

La portada e ilustración en el texto para la realización de ese Vía Crucis Eucarístico, fueron:

 

El Hermano Pedro..."De su tosco sayal de penitente ha hecho una bandera que enarbola en el extremo de un asta pesada para sus fuerzas, pero liviana para su devoción..."

 

"Delante de la Custodia ejecuta toda clase de bailes, saltos y cabriolas, le arrebata una santa demencia y su rostro se ilumina e inflama"

 

Texto:     Soledad Hernández, Bethlemita

 

Pintura:   Luis Alberto De León y León, autor guatemalteco

 

 

 

En el segundo día del Triduo de preparación...

 

Las celebraciones religiosas se iniciaron con el rezo del Vía Crucis que salió del Templo de San Francisco hacia la Ermita del Santo Calvario. El Vía Crucis concluyó con la celebración de la Eucaristía.

 

El Delegado de la Santa Sede, el Cardenal José Saraiva Martins, Prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos, recibió del Alcalde de La Antigua Guatemala el reconocimiento de visitante distinguido.

 

Se efectuó visita y oración ante el sepulcro del Hermano Pedro. El Cardenal José Saraiva Martins ofició la Eucaristía en el Templo de San Francisco. En el servicio religioso, varios sacerdotes franciscanos realizaron la Unción de los Enfermos.

 

Por la tarde, varios grupos realizaron un concierto de marimba en el atrio del Templo de San Francisco. Asimismo, se efectuó visita a las Obras Sociales del Hermano Pedro, como espíritu de obra y caridad. También, se celebró la Eucaristía en la Iglesia de San Pedro Apóstol, anexa a las Obras Sociales del Hermano Pedro.

 

Las actividades concluyeron con un Concierto al Hermano Pedro preparado por la Orquesta Sinfónica de Guatemala.

 

En el tercer día del Triduo de preparación...

 

El Delegado de Sumo Pontífice, el Cardenal Giovanni Battista Re, Prefecto de la Congregación para los Obispos; y quien también es Presidente de la Comisión Pontificia para América Latina, recibió del Alcalde de La Antigua Guatemala la distinción de huésped distinguido.

 

En el atrio de la Catedral de La Antigua Guatemala, se celebró Eucaristía presidida por el Cardenal Giovanni Battista Re, y concelebrada por la Conferencia Episcopal de Guatemala y sacerdotes invitados.

 

Al finalizar el oficio religioso, se celebró por las calles de La Antigua Guatemala solemne procesión del Hermano Pedro llevando adelante la imagen de Su Santidad Juan Pablo II. El cortejo procesional representó el encuentro del Hermano Pedro con el Sumo Pontífice.

 

Así culminó el Triduo, los tres días de preparación por la Canonización del Beato Hermano Pedro de San José Betancur.

 

 

La Congregación Bethlemita agradeció a Jesús Sacramentado por permitir a nuestra generación ser partícipe de estas festividades religiosas.

 

 

En su Tercera Visita Apostólica a Guatemala, Su Santidad el Papa Juan Pablo II celebró la Santa Eucaristía para la Canonización del Beato Hermano Pedro de San José Betancur, el 30 de julio de 2002; acontecimiento de incalculable valor pastoral y eclesial para Guatemala y para toda América.

 

Para la historia el Hermano Pedro murió hace muchos años, pero su espíritu sigue vivo especialmente en las Obras Sociales del Santo Hermano Pedro, centro de caridad y promoción humana.

 

Imagen del Beato Hermano Pedro en

la ceremonia de Canonización

 

 

 

Recordando a Juan Pablo II, consideramos oportuno incluir los siguientes aspectos...

 

Beatificación de Juan Pablo II

 

Su Santidad, el papa Benedicto XVI aprobó, el 14 de enero de 2011, el trámite para la beatificación de su antecesor el papa Juan Pablo II, quién dirigió la Iglesia desde 1978 hasta 2005.

 

La fecha de beatificación de Juan Pablo II se anunció para el 1 de mayo de 2011, día de la solemnidad de la Divina Misericordia. Así lo anunció el portavoz de la santa sede, padre Federico Lombardi, tras hacerse pública la aprobación y firma del decreto de beatificación sobre el milagro atribuido a la intercesión de Karol Jozef Wojtyla, el fallecido papa de origen polaco.

 

Esa fecha se hizo pública después que, el 11 de enero del año referido, la Comisión de Cardenales y Obispos de la Congregación para las Causas de los Santos, de la santa sede, aprobó el milagro atribuido a la intercesión de Juan Pablo II en la curación, inexplicable para la ciencia humana, de la monja francesa Marie Simon Pierre Normand quien sufría la enfermedad de Parkinson, la misma enfermedad que padeció el fallecido pontífice.

 

La monja Marie Simon,  manifestó que dos meses después de la muerte del Pontífice y rezarle devotamente para que intercediera en su recuperación, ella sintió renacer cuando un día se despertó complemente sana.

 

Conforme a las normas de la Iglesia, para que una persona sea beatificada se necesita establecer que efectuó un milagro; y para que se le declare santa, deberá autenticarse la realización de otro milagro. Asimismo, se prescriben normalmente cinco años después de la muerte de una persona, para analizar un proceso de beatificación, antes de iniciarlo.

 

Fe en Dios y espíritu misionero, claves de la santidad de Juan Pablo II

 

Fe en la presencia de Dios y espíritu misionero, son las claves del ejemplo de santidad que ha dejado el papa Juan Pablo II. Así de convencido está el Cardenal Angelo Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, quien en una entrevista concedida a L'Osservatore Romano respecto de la beatificación del pontífice polaco, ha manifestado que el papa Wojtyla ha dejado esencialmente dos actitudes a la Iglesia y a la sociedad actual:

 

"La primera, es una gran Fe en la presencia de Dios en la historia, porque la encarnación es seria, eficaz y vence al mal: la gracia de la presencia del Señor supera todas las barreras y los regímenes inhumanos", afirmó, recordando que "el pontífice vivió los regímenes nazi y comunista, y vio la implosión y la destrucción de ambos".

 

"La segunda actitud es su gran espíritu misionero. Los viajes del papa eran una verdadera actividad misionera, propiamente dicha. Viajaba hasta los confines de la tierra para anunciar el Evangelio de Cristo."

 

El Cardenal Angelo Amato, también comentó que el proceso de la Causa de la beatificación tuvo "dos facilidades":

 

La primera, es el hecho que el papa Benedicto XVI concedió en seguida la "dispensa de los cinco años de espera prescritos", por tanto, la Causa "inició casi inmediatamente después de la muerte de Juan Pablo II"; y, la segunda, fue "una especie de vía preferente: teniendo la dispensa, la Causa no tenía una lista de espera delante, por lo que se ha podido proceder sin el impedimento de otros procedimientos en curso".

 

Asimismo, el Cardenal continuó manifestando:

 

"En este contexto, la precisión 'que fue máxima', se unió a una gran dedicación y una gran profesionalidad por parte de la postulación, de esa manera el 19 de diciembre de 2009 el papa Benedicto XVI pudo firmar el decreto sobre las virtudes heroicas".

 

"Después se inició el análisis del milagro -la curación de la monja francesa Marie Simon Pierre Normand- que fue estudiado con gran atención, diría incluso que con meticulosidad, también porque había una gran presión mediática sobre el proceso".

 

"Los médicos, tanto franceses como italianos, no han apresurado los tiempos de ningún modo; han sometido todo a un profundo estudio. Hemos dejado la misma libertad a nuestra consulta médica, con el fin de que los peritos pudiesen proceder según su conciencia y su ciencia".

 

"La celeridad de la causa no se ha producido a expensas de la precisión del proceso, ni de la profesionalidad en el presentar al personaje. Por lo demás, su fama de santidad estaba totalmente generalizada y asentada que nuestra tarea se ha vista agilizada".

 

"Los fieles no han ejercido una presión, sino un acompañamiento".

 

"El sensum fidelium es lo que nosotros llamamos en términos técnicos, la fama de santidad y de los signos, que son indispensables para la Causa". "Santo ya, es una cosa buena pero debe ser 'santo seguro' porque la prisa no trae buenos frutos".

 

Para el Cardenal Angelo Amato, el hecho que sea la primera vez que un pontífice beatifica a su predecesor es un signo "de continuidad, no sólo en el magisterio, sino también en la santificación personal".

 

Al ser interpelado sobre un recuerdo personal de Juan Pablo II, el mismo Cardenal afirmó:

 

"Tenía un gran sentido de la amistad y del respeto".

 

"Me eligió como Secretario de la Congregación de la Doctrina de la Fe. Me ordenó obispo el 6 de enero de 2003: éramos doce, los últimos en recibir del papa Wojtyla la ordenación episcopal. Teníamos una reunión mensual, como Secretario de la Doctrina de la Fe, solicitada por el entonces Cardenal Ratzinger, que era mi superior directo. Y Juan Pablo II escuchaba mucho, escuchaba siempre".

 

"Lo que más me llamaba la atención, era esta capacidad de escucha. Nosotros hablábamos, él escuchaba. Y sólo después, cuando nos veníamos en la comida, hacía sus observaciones; era evidente su voluntad de entender a fondo" -concluyó el Cardenal Angelo Amato.

 

Karol Jozef Wojtyla -Juan Pablo II- nació el 18 de mayo de 1920, en Polonia. Fue el papa 264 de la historia y dirigió la Iglesia Católica de 1978 al 2005. Falleció el 2 de abril de 2005.

 

El 1 de mayo de 2011, se realizó la ceremonia de beatificación de Juan Pablo II, a tan sólo seis años de su muerte. La ceremonia fue presidida por el papa Benedicto XVI, en Ciudad del Vaticano.

 

La celeridad con que el nuevo Beato alcanza la gloria de los altares se explica por la "imponente reputación de santidad de la que gozó durante su vida, en su muerte y después de su muerte", según se manifestó en la santa sede.

 

La sepultura definitiva de los restos de Juan Pablo II se efectuó, el 2 de mayo de 2011, en la Basílica de San Pedro, en la capilla de San Sebastián, al lado de la capilla en donde se encuentra la estatua La Piedad, de Miguel Ángel, en el ala derecha del templo.  

 

Según la liturgia, el culto al nuevo Beato se efectuará el 22 de octubre de cada año, en el aniversario del inicio del pontificado de Juan Pablo II, en 1978.

 

Imagen de Juan Pablo II en

la ceremonia de Beatificación

 

 

 

Fuente de textos sobre Beatificación: Misioneros Redentoristas.

 

Consideramos oportuno incluir la siguiente melodía dedicada a Juan Pablo II:

 

 

Fuente de melodía: Raúl Barboza.

 

Canonización de Juan Pablo II y de Juan XXIII

 

El 30 de septiembre de 2013, el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, confirmó que los Papas Juan Pablo II y Juan XXIII serán Canonizados el domingo 27 de abril de 2014 en una misma ceremonia, que se prevé emotiva y muy significativa, presidida por el Papa Francisco.

 

Ese día 27, primer domingo después del Domingo de Pascua, se celebra el Domingo de la Divina Misericordia, festividad instituida por Juan Pablo II.

 

El segundo milagro de Juan Pablo II

 

“Fue el 5 de julio cuando el portavoz Lombardi confirmó que Francisco había aprobado el decreto por el que se reconoce un segundo milagro atribuido a Karol Wojtyla.

 

Se trata de la curación de Floribeth Mora, una mujer costarricense que sufría un aneurisma cerebral y que rezó al papa fallecido en la misma noche de su beatificación. “El Señor me vio con ojos de misericordia y por intercesión de Juan Pablo II miró a esta mujer indigna y me sanó”, narró ella misma ayer en rueda de prensa en el Arzobispado de San José, la capital del país.

 

Juan Pablo II fue beatificado el 1 de mayo de 2011, después de una dispensa de Benedicto XVI por la cual no hubo que esperar los cinco años de rigor después de su muerte para iniciar el proceso de beatificación. El milagro que se presentó entonces fue el de la religiosa francesa Marie Simon Pierre, curada de la enfermedad de Parkinson.”

 

El “papa bueno” y santo (Juan XXIII)

 

“Al mismo tiempo, el papa Francisco decidía que en la misma fecha sería canonizado también Juan XXIII, ‘el papa bueno’.

 

Angelo Giuseppe Roncalli nació en 1881 en Sotto il Monte, Bérgamo (en la región de Lombardía), y es recordado especialmente por haber convocado el Concilio Vaticano II, el acontecimiento más relevante del último siglo en la Iglesia Católica.

 

Precisamente se está recordando ahora el 50 aniversario de su muerte (falleció el 3 de junio de 1963), y sus encíclicas siguen siendo tan actuales como entonces: Mater et Magistra y Pacem in terris.

 

Juan XXIII fue beatificado por Juan Pablo II el 3 de septiembre de 2000, junto con el papa Pío IX. Su fiesta litúrgica quedó fijada el 11 de octubre, aniversario de la inauguración del Vaticano II.”

 

 

Juan Pablo II

Juan XXIII

 

Fuente de textos sobre Canonización:

 

 

Vida Nueva

UNA PALABRA COMPROMETIDA EN LA IGLESIA

 

www.vidanueva.es

  [Clic para abrir la página]

 

 

 Ø  Para regresar, favor de cerrar esta nueva ventana

 

 Para ir a Página Principal   Ø

 

 

  

CCN

Todos los derechos reservados