Conozca La Antigua Guatemala

 

 

...la ciudad colonial que ofrece una valiosa tradición cultural y religiosa

 

  

Un nuevo hecho histórico: Guatemala supera su propia marca

en la elaboración de la alfombra de aserrín más larga del mundo

 

 Ø  Para regresar, favor de cerrar esta nueva ventana

 

 Para ir a Página Principal   Ø

   

 

 

En 2014, bajo el lema ¡Vive tu FE!, el Arzobispo Oscar Julio Vian Morales con el apoyo de la Municipalidad de Guatemala, convocó a jóvenes y sus familias para la elaboración de alfombras de aserrín a realizarse desde el Parque Jocotenango situado en la 3a. Calle Zona 2, a la 18 Calle Zona 1, sobre la 6a. Avenida [Paseo de la Sexta], en la ciudad capital; con el objetivo no sólo de reafirmar nuestras tradiciones e identidad religiosa, sino de ofrendar dicha alfombra al paso a los cortejos procesionales de la Parroquia Nuestra Señora de Candelaria.

 

Con motivo de la Cuaresma y Semana Santa, la elaboración de alfombras constituye una de las diversas manifestaciones de Fe y devoción que cada año se realizan en Guatemala, complementándose con ello la solemnidad de los cortejos procesionales. Es una tradición católica que se ha convertido en arte popular. Es oportuno indicar que Su Santidad el Papa Pío XI, el 11 de diciembre de 1925, declaró universal la festividad religiosa de Cristo Rey. En 1927, se proclamó a Jesús de Candelaria en Guatemala bajo tal advocación, que así lo identifica actualmente; imagen que se encuentra en la Parroquia indicada en el párrafo anterior. En la solemnidad de Cristo Rey, celebramos que Cristo es el Rey del universo y de cada uno de nosotros. Su reino es el de la verdad y la vida, de la santidad y la gracia, de la justicia, del amor y de la paz.

 

Para la elaboración de esa ininterrumpida alfombra de aserrín, se contó con la participación de la Pastoral Juvenil de la Arquidiócesis de Guatemala, la comuna capitalina, empresas patrocinadoras, grupos organizadores y vecinos. Así, nuevamente el Centro Histórico fue el escenario de la exposición de las creativas alfombras de aserrín multicolor que ornamentaron el corazón de nuestra ciudad, en la que participaron cerca de 5,000 personas voluntarias, quienes utilizaron alrededor de 12,000 libras de aserrín previamente teñido en diez colores. Conviene señalar, que el aserrín es obtenido en los aserraderos como resultado del serrado de la madera, especialmente de pino, porque es el más fácil de teñir. También se utilizaron agujas de pino, flores y otros elementos decorativos. Uniendo esfuerzos con entusiasmo y dedicación, las actividades dieron inicio a las 3 de la madrugada del día Jueves Santo, 17 de abril, para finalizar a eso de la 10 horas, del mismo día.

 

Concluida esa efímera obra artesanal, la alfombra alcanzó una longitud de 2,012.5 metros, superando en 734.5 metros lineales la elaborada el año anterior [2013] que midió 1,278 metros de longitud. Fue así como Guatemala rompió su propio récord en la elaboración de la alfombra de aserrín más larga del mundo. La Jueza Evelin Herrera, quien viajó desde Estados Unidos, verificó la longitud de la alfombra y certificó el Récord Guinnes. El documento fue entregado al Concejal Segundo de la comuna capitalina, Señor Víctor Martínez, y al Arzobispo Oscar Julio Vian Morales.

 

 

Fuente de fotografía: Municipalidad de la Ciudad de Guatemala

 

El Arzobispo Oscar Julio Vian Morales agregó que la confección de la extensa alfombra se convertirá en una costumbre durante la conmemoración de la Semana Santa en Guatemala, junto a las actividades litúrgicas de la época.

 

Ver la siguiente publicación en Internet realizada por la Municipalidad de Guatemala, Dirección de Desarrollo Social:

 

El Centro Histórico es adornado de cultura y tradición

[Clic para abrir la página]

 

¡Allí puede verse una Galería de Fotografías!

 

¡Felicitaciones Guatemala!

 

Fuente de textos: Municipalidad de la Ciudad de Guatemala. Diario Prensa Libre. Noticias de Emisoras Unidas.

 

 

 Ø  Para regresar, favor de cerrar esta nueva ventana

 

 Para ir a Página Principal   Ø

 

 

  

CCN

Todos los derechos reservados