Conozca La Antigua Guatemala

 

 

...la ciudad colonial que ofrece una valiosa tradición cultural y religiosa

  

 

Templo de Santo Domingo, Basílica Menor de Nuestra Señora del Rosario,

Alegoría 2015 [Ciudad de Guatemala]

 

    

 [INDICE] Alegorías en octubre

   Para ir a Página Principal    

   

 

 

La Orden de Predicadores o Dominicos [o.p.], la Cofradía del Santo Rosario, fieles creyentes y devotos del pueblo guatemalteco celebran 456 años de devoción a través del Rosario [1559 - 2015]; y 127 años de vivirlo solemnemente durante todo el mes de octubre [1888 - 2015].

 

Como expresión noble, colorida y majestuosa, de la mencionada festividad religiosa durante el mes de octubre del año en curso, la fachada del Templo de Santo Domingo, Basílica Menor de Nuestra Señora del Rosario, se encuentra ornamentada con un pabellón que ostenta la imagen de Nuestra Señora del Rosario con el mensaje evangelizador: María, Madre de la Verdad que nos hace libres; y con pabellones laterales que representan los colores de los Misterios del Santo Rosario.

 

 

Templo de Santo Domingo, Basílica Menor de Nuestra Señora del Rosario

Ubicación: 10a. Calle y 12 Avenida zona 1, Ciudad de Guatemala

 

En lo más alto del frontispicio de esta edificación religiosa, se encuentra una escultura que simboliza a Santo Domingo de Guzmán sosteniendo en su mano derecha un báculo con un símbolo que representa una Cruz de dos brazos en el extremo superior, llamada "Patriarcal". En su mano izquierda muestra una Biblia. Asimismo, se encuentra un bandera que representa los colores del Santo Rosario y el Escudo de la Orden de Predicadores o Dominicos.

 

Dicha bandera se colocó a media asta como duelo por la tragedia originada consecuencia del alud ocurrido el día 1 de octubre de 2015 en la aldea El Cambray II, del Municipio de Santa Catarina Pinula, localizada a 15 kilómetros al este de la Ciudad de Guatemala:

 

 

En el Pabellón central se pregona a María con el mensaje evangelizador que dice así:

 

 

En los laterales, se observan pabellones verticales con los colores que representan los Misterios del Santo Rosario:

 

Azul: Misterios Gozosos; Amarillo: Misterios Luminosos; Rojo: Misterios Dolorosos; y,  Blanco: Misterios Gloriosos:

    

 

En el interior de la misma Basílica un sobrio cortinaje, de color malva [morado] y ribetes o franjas de color amarillo-oro, sirve de fondo a ramos de buganvilias de diferentes colores que, cayendo hacia abajo, engalanan medallones colocados en las vigas y columnas de la nave central de esta edificación religiosa. Ése es el color predominante en la alegoría para la celebración del mes de octubre del año en curso. Es oportuno señalar que el color morado representa una transformación al más alto nivel espiritual y mental, capaz de combatir los miedos y aportar paz:

 

 

Interior del Templo de Santo Domingo, Basílica Menor de Nuestra Señora del Rosario

 

Teniendo como fondo el sobrio cortinaje, en las vigas de la nave central de esta Basílica penden medallones que exaltan símbolos religiosos. Entre éstos:

 

 

 

 

En lo alto de la nave central de este Templo se observa la representación de un Ángel custodio que, ofreciendo un Rosario, nos recuerda que María es...

 

 

Asimismo, en las columnas de la nave central de la misma edificación religiosa, penden medallones que exaltan y evocan Virtudes de personalidades bíblicas, como las siguientes:

 

 

 

Además, pabellones con el ya indicado pregón evangelizador y el símbolo de la Orden de Predicadores o Dominicos que evoca el lema: ALABAR-BENDECIR-PREDICAR:

  

 

La alegoría en el Altar Mayor la apreciamos así:

 

 

 

Altar Mayor e imagen de Nuestra Señora del Rosario

en la nave central de esta Basílica Menor

 

En nuestros días, la imagen de Nuestra Señora del Rosario se aprecia rodeada de un fulgor representado por 45 estrellas de plata sobredorada, como símbolo del esplendor de su gracia. El resplandor tiene detalles de espigas de trigo y frutos de la vid.

 

Brilla a sus pies una media luna de plata que nos recuerda que es Reina de todo lo creado. Se le atavía con atuendo [manto] de distintos colores, entre los que se encuentran: corinto, azul, verde, rosado, amarillo-oro y blanco. Luce cabellera natural y madrileñas especiales traídas de España. Ostenta la corona y el cetro que la distinguen como Reina y Patrona de Guatemala; y sostiene, junto a la imagen del Divino Redentor, un Rosario de 20 Misterios.

 

Al venerar a la imagen de la Reina y Patrona de Guatemala, Alcaldesa Perpetua de la Ciudad Capital, implorémosle su intercesión para que tanto esta patria nuestra, que ha sido encomendada a su amparo, como todas las naciones del mundo, y las que se encuentran en conflictos, encuentren para siempre la Paz.

 

Por un pasillo lateral ubicado en el altar mayor, los creyentes ascienden aproximadamente 25 gradas para acercarse al camarín de la imagen de Nuestra Señora y así tener la oportunidad de compartir breves momentos para contar penas y alegrías, rezar con devoción y expresar gratitudes.

 

En este camarín se resguardan: La vara edilicia como símbolo del título: Alcaldesa Perpetua de la Ciudad Capital; el Capelo del Cardenal Rodolfo Quezada Toruño [Q.E.P.D.]; y la Orden del Quetzal, conferida a la Cofradía del Rosario.

 

A un costado de la nave central de esta Basílica Menor, se apreció el anda del cortejo procesional con una réplica de la imagen de Nuestra Señora del Rosario que todos los años recorre calles del Centro Histórico [en la Ciudad Capital de Guatemala] el último domingo del mes de octubre.

 

 

Anda procesional, alegoría 2015: "Madre de la Verdad"

 

Capilla del Señor Sepultado de Santo Domingo

 

Adyacente a la nave central de este mismo Templo de Santo Domingo, Basílica Menor de Nuestra Señora del Rosario, se encuentra la Capilla del Señor Sepultado de Santo Domingo, cuya imagen descansa en su urna. Dicha imagen es la que se procesiona el Viernes Santo [en la Ciudad Capital de Guatemala] al conmemorarse, cada año, la Semana Santa en Guatemala.

 

 

Imagen del Señor Sepultado de Santo Domingo. Se le conoce como Cristo del Amor.

 

Reflexión

 

Que mejor lugar que el Templo de Santo Domingo, Basílica Menor de Nuestra Señora del Rosario, para que tomemos el Rosario en nuestras manos y meditemos sobre el pasado, demos gracias por el presente y encomendemos nuestro futuro; todo bajo un marco esplendoroso de la imagen de una Reina y Patrona.

 

Ante esta efeméride, ante estos 127 años de solemnidad religiosa, no nos queda más que decir:

 

¡Que Viva Nuestra Señora! 

¡Que Viva el Rosario!

 ¡Viva Santo Domingo de Guzmán que lo ha fundado!

 

 

    

 [INDICE] Alegorías en octubre

   Para ir a Página Principal    

 

 

  

CCN

Todos los derechos reservados