Conozca La Antigua Guatemala

 

 

...la ciudad colonial que ofrece una valiosa tradición cultural y religiosa

 

 

Templo de San Francisco, Santuario del Santo Hermano Pedro

 

    

  Principales Iglesias y Templos

   Para ir a Página Principal    

   

 

 

La Orden de San Francisco, cuyos miembros son conocidos como franciscanos, es una orden religiosa mendicante fundada por San Francisco de Asís, en el año 1209. Su nombre latino es Ordo Fratrum Minorum, que significa Orden de Frailes Menores -o.f.m.-

 

Entre los conventos fundados por los frailes evangelizadores, en la ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala, el segundo monasterio fue el de la Orden de San Francisco. No obstante que dichos religiosos estuvieron en la mencionada ciudad alrededor de 1529, la fundación de su Convento se realizó hasta el 11 de noviembre de 1540, pero al trasladarse la nueva ciudad al Valle de Panchoy, en 1542, se les asignó un nuevo sitio para la fundación del monasterio, en 1574. Los frailes franciscanos fueron los que tuvieron a su cargo la mayor parte de la evangelización de los pueblos indígenas.

 

De las asociaciones religiosas fundadas en la ciudad de Santiago de los Caballeros, la más destacada fue la Tercera Orden de Penitencia de San Francisco, cuya aprobación se hizo el 30 de noviembre de 1613.

 

Esa orden religiosa edificó su Convento y el Templo de San Francisco El Grande. La construcción de la fachada de dicho Templo seguramente se inició a finales del Siglo XVII y concluyó en 1714. El Conjunto Monumental de San Francisco El Grande representa uno de los grandes ejemplares del planeamiento monástico de Santiago de los Caballeros, ciertamente entre los más extensos y artísticos.

 

Los terremotos ocurridos en 1565, 1689, 1717 y 1751 devastaron gravemente las instalaciones, pero los frailes siempre las reconstruyeron. El terremoto de Santa Marta, del 29 de julio de 1773, arruinó irreparablemente todas las edificaciones de dicho Conjunto y los frailes, entre 1772 y 1779, se trasladaron a la Nueva Guatemala de la Asunción, pero el 6 de enero de 1960 el Señor Arzobispo Monseñor Mariano Rossell (QEPD) devolvió a los frailes su antigua residencia.

No obstante la destrucción por los sismos y el traslado a la nueva capital de todo el patrimonio artístico-cultural, el Conjunto guarda todavía muchos tesoros.  

 

En la actualidad, este Templo se encuentra parcialmente reconstruido y es el lugar que más visitan los fieles devotos. El antiguo Convento permanece en ruinas.

 

Templo de San Francisco,

Santuario del Santo Hermano Pedro

[7a. Calle Oriente y Calle de los Pasos]

 

 

 

El acceso al amplio atrio de este Templo puede hacerse por el Portal de San Buenaventura, al norte [sólo ingreso peatonal y salida de vehículos]; o por el Portal de San Francisco, al poniente [ingreso peatonal y de vehículos].

 

Portal de San Francisco

[Frente a la Calle de los Pasos]

 

 

Las fachadas de los templos suelen adoptar una disposición geométrica, dividiéndose en "cuerpos" [secciones horizontales separadas por molduras] y "calles" [secciones verticales separadas por pilastras o columnas].

 

La fachada del Templo de San Francisco se compone de tres calles y cinco cuerpos con nichos ocupados por imágenes de santos franciscanos. En el arco central, en la hornacina del tímpano se encuentra, en yeso, una imagen de Virgen María, resaltando sobre el mismo arco una escultura del águila bicéfala como simbolismo del Emperador Carlos V de la época colonial.

 

La fachada del indicado Templo está flanqueada de dos torres más bajas que la cúspide. La torre del norte es de las campanas, y la del sur era del reloj, pero fue derribada por el terremoto de 1773.

 

 Esa fachada, entre las mencionadas torres, se observa así:

 

 

Luego de la muerte del Hermano Pedro, el señor Obispo decidió que el cuerpo se velara en la Iglesia del Oratorio de la Escuela de Cristo, la noche del 25 de abril de 1667, antes del solemne funeral y entierro en la bóveda de sepultura común de los religiosos de la referida Tercera Orden, en el Templo de San Francisco El Grande. Es oportuno indicar  que, con motivo de los trabajos de reconstrucción y reparación del mismo Templo, los restos mortales del Hermano Pedro se trasladaron a diferentes capillas en los años 1686, 1692 y 1817.

 

El 28 de octubre de 1990, después del último reconocimiento canónico, los restos mortales del Hermano Pedro fueron colocados en un sepulcro especial construido en la Capilla de la Vera Cruz, en el Templo de San Francisco El Grande.

 

El Hermano Pedro fue Canonizado por San Juan Pablo II, el 30 de julio de 2002.

 

 

La presencia de los restos del Santo Hermano Pedro es la razón por la que el señor Arzobispo de Guatemala, Su Excelencia Monseñor Rodolfo Quezada Toruño (QEPD), el 30 de julio de 2003, elevó el Templo de San Francisco el Grande a Santuario Arquidiocesano; por lo que en la actualidad esa edificación religiosa es conocida como Templo de San Francisco, Santuario del Santo Hermano Pedro.

 

Sepulcro del Santo Hermano Pedro

 

En la actualidad, dicho Templo es el lugar en el que convergen devotos peregrinos, de diferentes culturas e idiomas, para visitar el Sepulcro en el que se encuentran los santos restos del Hermano Pedro.

 

Reconstrucción del Retablo del Altar Mayor del Templo de San Francisco,

Santuario del Santo Hermano Pedro

 

En lo referente a los retablos de las iglesias y templos, es importante señalar que los mismos constituyen expresiones de religiosidad hacia los misterios que se pregonan y celebran; por lo que no son simplemente ornamentos sino que tienen una función litúrgica al albergar imágenes religiosas que motivan la espiritualidad y Fe de la feligresía católica.

 

Después que San Juan Pablo II Canonizara al Santo Hermano Pedro, cuyos restos descansan en su Santuario en este Templo, los frailes franciscanos, por mediación del padre Damián Muratori, iniciaron gestiones para llevar a cabo el proyecto de completar el Presbiterio y el Retablo del Altar Mayor; y es que dicho Retablo no sólo representa la oración y obra misionera, sino la obra social de esa Orden religiosa.

 

El Concejo Nacional para la Protección de la Antigua Guatemala (CNPAG) se encargó de hacer la revisión de aquel proyecto, supervisión en algunas fases y de brindar recomendaciones de expertos para aprobarlo.

 

En enero de 2016 se dio inicio a a la recaudación de fondos para llevar a cabo la obra, reuniéndose fondos de donantes, bienhechores, incluso de fieles quienes realizaron distintas actividades para contribuir a la recaudación.

 

El Retablo Mayor de este Templo se fundamenta en el diseño de su fachada, consecuentemente con el estilo colonial de la ciudad, por lo que se incluyeron diseños arquitectónicos de la misma. Los simbolismos de dicho Retablo están ligados a la identidad de la congregación franciscana para la enseñanza de la doctrina del evangelio.

 

Actualmente, así se aprecia el Presbiterio y el Retablo reconstruido del Altar Mayor:

 

 

Ampliando la imagen...

 

 

En el proyecto de reconstrucción participaron artistas imagineros, talladores, encarnadores y doradores antigueños, quienes aplicaron técnicas coloniales. La obra concluida se hizo del conocimiento público el jueves santo del 2019.

 

Los retablos, al igual que las fachadas, también suelen adoptar una disposición geométrica, dividiéndose en "cuerpos" [secciones horizontales separadas por molduras] y "calles" [secciones verticales separadas por pilastras o columnas].

 

En el caso del presente Retablo Mayor, el tema principal es la figura de Cristo en la historia de la Salvación. En el primer cuerpo, al centro se aprecia una imagen de Cristo Crucificado; a un costado se encuentra una imagen de Santo Domingo de Guzmán:

 

 

En el segundo cuerpo, al centro se observa una imagen de La Trinidad; a un costado se encuentra una imagen del Santo Hermano Pedro:

 

 

En el tercer cuerpo, al centro se aprecia una imagen de Virgen María; en los costados se observa: una imagen de Santa Clara de Asís, y una imagen de San Francisco de Asís:

 

[NOTA: LO BORROSO DE LAS FOTOGRAFÍAS ES DEBIDO A LA DISTANCIA DE LA CÁMARA Y LA BAJA ILUMINACIÓN]

 

Con relación a este Retablo, el Padre Atilio Prandina señala que el objetivo inmediato de la reconstrucción es ofrecer, a tantos peregrinos que llegan al Santuario, la oportunidad de ver una obra de arte sacra y elevar los ojos al cielo. Asimismo, agradeció a los donantes y benefactores su valiosa colaboración y participación en la realización de ese proyecto.

 

El Templo de San Francisco tiene una planta en forma de cruz latina. En la nave central, al fondo, se encuentra el ya mencionado Altar Mayor. En la nave transversal (corredor corto), al norte, se encontraba la Capilla de la Vera Cruz, actualmente el Santuario del Santo Hermano Pedro, referido anteriormente; y al sur, se aprecia la Capilla del Santísimo para la adoración personal:

 

   

En la cúpula del Santuario del Santo Hermano Pedro se aprecia un símbolo que señala el Norte Místico...

Sepulcro del Santo Hermano Pedro

 

 

  

Capilla del Santísimo

   

 

En este Templo se pueden apreciar algunos murales y retablos de gran devoción, entre los que se mencionan: Mural de San Francisco, Mural -Retablo- Cristo de las Ánimas, y Mural La Realidad Humana, entre otros. En el apartado  Espiritualidad   de nuestra página principal se incluye el link a la página Murales en el Templo de San Francisco en la que se aprecian dichos murales con más amplitud:

Mural de San Francisco

 

Se representa a frailes franciscanos, religiosas, y al ahora Santo Hermano Pedro, observando la divinidad del Señor; en el centro, se representa a San Francisco, quien muestra sus estigmas; y a los feligreses reunidos en veneración.

 

Es un mural colocado en la nave central de este Templo.

 

 

 

 

Mural -Retablo- Cristo de las Ánimas

 

Se representa a la imagen de Cristo Crucificado con una pintura de las Ánimas del Purgatorio. Acompañan las figuras de Juan evangelista y María.

 

Es un retablo lateral en la nave central de este Templo.

 

Mural La Realidad Humana

 

Según la representación... En la parte superior, se aprecia  a Cristo, como fuente de agua viva, y una Custodia que representa al Santísimo Sacramento, como símbolo del Pan de Vida Eterna. En los flancos, se reflejan cuatro situaciones humanas.

 

Es un mural colocado en lo alto de la Capilla del Santísimo Sacramento.

 

 

 

Entre otros aspectos, es oportuno mencionar los siguientes:

 

A un costado de este Templo, [lado norte] se localiza la Capilla de la Concepción, construida en 1700 y conocida como tal en la época colonial; sin embargo, la misma se encuentra actualmente en ruinas como consecuencia del terremoto ocurrido el 29 de julio de 1773, y solamente quedan los arcos principales del presbiterio y la fachada. Frente a las ruinas de dicha Capilla y con motivo de la Canonización del Santo Hermano Pedro, la Congregación Franciscana ha reacondicionado el área adecuando un pasillo o corredor central donde se localiza una pequeña rotonda con una escultura de bronce fundido en Honor al Santo Hermano Pedro.

Los laterales han sido convenientemente jardinizados con la colocación de grama, siembra de árboles, flores y plantas que permiten disfrutar un agradable ambiente de naturaleza; en virtud de lo cual el lugar es conocido como...:

 

Jardín del Santo Hermano Pedro

 

 

 

A la par de la torre de las campanas de este Templo [lado norte], se reacondicionó un jardín en el que se colocó una Cruz que sostiene figuras que representan los instrumentos de la Pasión de Jesús.

 

Figuras que representan los instrumentos de la Pasión de Jesús

 

Ingresando por la puerta situada a un costado de las ruinas de la torre sur del mismo Templo, se puede visitar la Biblioteca, las ruinas o el Museo del Santo Hermano Pedro.

 

La Biblioteca del Templo de San Francisco, Santuario del Santo Hermano Pedro, fue restaurada e inaugurada el 5 de diciembre de 2004, gracias a la cooperación del Gobierno de las Islas Canarias, de los frailes de Alemania y otros bienhechores; ofreciendo para su consulta bibliografía sobre Guatemala, La Antigua Guatemala, el Santo Hermano Pedro, la Fe cristiana y otros documentos.

 

La fachada iluminada del Templo de San Francisco, Santuario del Santo Hermano Pedro, se aprecia así:

 

 

En el atrio del Templo de San Francisco, Santuario del Santo Hermano Pedro, se encuentra la "Tienda del Santo Hermano Pedro" en la que se pueden adquirir diversos recuerdos o souvenirs religiosos tales como libros, estampas, imágenes, medallas, crucifijos, rosarios, llaveros, cuadros, réplicas de la campanita del Santo Hermano Pedro, y otros.

 

Asimismo, en el atrio de este Templo, se ubican pequeñas tiendas en las que se pueden adquirir diversas artesanías en textiles típicos y en madera o jade, medallas, rosarios elaborados con semillas o madera, y otros, así como veladoras de diferentes colores.

 

Fuente:

 

Itinerario de un peregrino en una "Ciudad Mística", La Antigua Guatemala (Ediciones Provincia Franciscana "Nuestra Señora de Guadalupe" de Centro América y Panamá) - Fray Damián Muratori - Fray Edwin Alvarado - Williams Mazariegos. Ediciones San Francisco: Los Tesoros del Conjunto Monumental de San Francisco El Grande. Templo de San Francisco, Santuario del Santo Hermano Pedro. Internet: es.wikipedia.org; www.pressreader.com, publicación del 16 de junio de 2019 relacionada con la Revista D-Prensa Libre.

 

 

    

  Principales Iglesias y Templos

   Para ir a Página Principal    

 

 

  

CCN

Todos los derechos reservados