Conozca La Antigua Guatemala

 

 

...la ciudad colonial que ofrece una valiosa tradición cultural y religiosa

 

 

Ruinas de la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen

 

 Ø  Para regresar, favor de cerrar esta nueva ventana

 

 Para ir a Página Principal   Ø

   

 

 

 

En 1638, el Ayuntamiento concedió la autorización para la construcción de una Iglesia y Ermita, bajo la advocación de la Orden de Nuestra Señora del Carmen. En 1651, esas instalaciones fueron destruidas por los sismos ocurridos en ese año. En 1686, se edificó una nueva Iglesia, que también sufrió graves daños por el terremoto de San Casimiro, ocurrido en 1717. En 1728, se edificó nuevamente con una decoración interior que incluía imágenes y pinturas coloniales distribuidas en varios retablos, quedando en la forma que se aprecia actualmente.

 

Ruinas de la fachada de la

Iglesia de Nuestra Señora del Carmen

(3a. Calle Oriente y 3a. Avenida Norte)

 

 

 

La fachada de la Iglesia fue construida con ladrillos revestidos de estuco, y evidencia que no se le incluyeron imágenes a diferencia con otras iglesias de la época. La edificación tenía dos niveles, apreciándose un total de veinticuatro columnas, doce por cada nivel. Cada nivel tenía dos torres, de seis columnas cada una.

 

Se observa que las columnas del segundo nivel fueron talladas y erigidas con finos atauriques en espiral, o sean decoraciones de formas geométricas y patrones que imitan follaje (ramas, hojas y flores). Indudablemente, se trató de una de las iglesias más esplendorosas y elegantes de la época colonial, no solamente por su arquitectura y su color, sino también por la música, coros cantados y oradores que allí participaban con mucha devoción.

  

Atauriques finamente tallados se aprecian

en las ruinas de las columnas de esta Iglesia

 

 

 

La Iglesia y Ermita de Nuestra Señora del Carmen sufrieron serios daños por el terremoto ocurrido en 1773. El terremoto ocurrido el 4 de febrero de 1976, hizo caer algunas cúpulas y una imagen de Nuestra Señora del Carmen que había quedado en pie desde los movimientos sísmicos de 1773. Estas ruinas se encuentran cerradas al público.

Vista interior de las ruinas de la

Iglesia de Nuestra Señora del Carmen

 

A la par de estas ruinas, se encuentra el Mercado de artesanías El Carmen, en donde pueden adquirirse bellas artesanías confeccionadas en textiles, telas típicas, madera, metal, piedras preciosas como el jade, cerámica, cuero, vidrio, pedrería en general y otras.

 

   

 

 

Puerta de ingreso al

Mercado de artesanías El Carmen

 

 

Bellas artesanías pueden

adquirirse en este Mercado

Otras Artesanías

 

 

 

Aspectos históricos de la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen

 

Los orígenes de esta edificación datan de 1638, cuando el Ayuntamiento de la ciudad de Santiago de los Caballeros concedió autorización para la construcción de una Iglesia y Ermita, bajo la advocación de la Orden de Nuestra Señora del Carmen. En 1651, esas instalaciones fueron destruidas por los sismos ocurridos en el mismo año. En 1686, se edificó una nueva Iglesia, que también sufrió gran deterioro por el terremoto ocurrido en 1717.

 

 

La nueva edificación se concluyó en 1728 con la forma que se aprecia actualmente; sin embargo, el terremoto acontecido en 1773 la dejó totalmente destruida y en ruinas, manteniéndose en pie las paredes laterales y la fachada. Estas ruinas están cerradas al público. A esta edificación religiosa, por facilidad, se le llamaba Iglesia del Carmen, y así se le reconoce en la actualidad.

 

El frontispicio de esta Iglesia permite imaginar la majestuosidad con la que la misma fue construida. Tenía dos niveles en los que aún puede observarse la ubicación de un total de veinticuatro columnas, doce por cada nivel. Es necesario aclarar que una columna del segundo nivel fue derribada como consecuencia de movimientos sísmicos.

Cada nivel tenía dos torres, de seis columnas cada una. Las columnas están agrupadas por pares y descansan sobre un podio, cuya superficie está tratada como un panel que seguramente se decoró con estuco.

 

Esas columnas, cuyo orden es poco común, se encontraban también talladas en estuco con finos atauriques en espiral, o sean decoraciones de formas geométricas y patrones que imitan follaje (ramas, hojas y flores). Igual tallado tenía el frente de la nave central, en la que aún pueden observarse adornos con diseños de hojas de acanto y palmas, y cada grupo separado por rosetas. En la edificación se utilizaron ladrillos también revestidos del material indicado. Actualmente, las columnas que correspondían al primer nivel ya no tienen el mencionado tallado en estuco.

 

Así lucían los atauriques en las veinticuatro columnas

 

 

A diferencia de otras edificaciones religiosas de la época colonial, en la fachada de esta Iglesia no se incluyeron imágenes religiosas. Únicamente se encontraba en la amplia hornacina central una efigie de Nuestra Señora del Carmen, que fue derribada por el terremoto del 4 de febrero de 1976.

 

Se trata de las ruinas de una fachada única en la ciudad colonial de La Antigua Guatemala.

 

Según se sabe, la edificación de iglesias y claustros de los monasterios y conventos de las distintas órdenes religiosas, como sucedió en la época colonial, se realizaba bajo la percepción de una geografía sagrada, es decir, en la que se concibió un espacio geográfico mediatizado por la dimensión religiosa en particular y la cultura poblacional, donde lo social fue determinante porque se compartió con muchas personas.

 

Tomando en cuenta lo indicado en el párrafo anterior, lo mediático de la evangelización en la mencionada época, y el misticismo característico de la ciudad de Santiago de los Caballeros, actualmente La Antigua Guatemala, nos motiva a expresar las siguientes reflexiones:

 

¿Será probable que la edificación de la fachada de la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, cuyas ruinas coloniales se contemplan en la actualidad, haya sido influida por textos bíblicos contenidos en el Apocalipsis de Juan Apóstol (Jn 4; 2,4,10 y 11)?

 

Apocalipsis es una palabra griega, que significa Revelación. El libro Apocalipsis contiene las revelaciones hechas a Juan Apóstol durante su destierro a la isla de Patmos.

 

En el Capítulo 4 del Apocalipsis se describe que Juan Apóstol, en una visión extática, ve a Dios en su solio, rodeado de "veinticuatro ancianos"... que le glorifican.

 

¿Será posible que las columnas coloniales de la fachada de la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, en ruinas, hayan sido construidas bajo la influencia de las revelaciones contenidas en el Libro y Capítulo indicados para representar místicamente a los "veinticuatro ancianos" visionados por Juan Apóstol en el Templo celestial?

 

Nos queda la inquietud...

 

Fuente de textos bíblicos: La Sagrada Biblia, nueva edición guadalupana, por Félix Torres Amat, Obispo de Astorga. MCMLXV.

 

 

 Ø  Para regresar, favor de cerrar esta nueva ventana

 

 Para ir a Página Principal   Ø

 

 

  

CCN

Todos los derechos reservados