Conozca La Antigua Guatemala

 

 

...la ciudad colonial que ofrece una valiosa tradición cultural y religiosa

 

 

7   Ruinas del Convento de la Merced

 

    

 Guía para el Recorrido del Turista en La Antigua Guatemala

   Para ir a Página Principal    

   

 

 

 

 

 

Algunos frailes de la Orden de Nuestra Señora de las Mercedes llegaron a la ciudad de Santiago de los Caballeros para fundar un convento en el Valle de Almolonga. Este fue el primer monasterio para religiosos.

 

Al destruirse la ciudad por las inundaciones ocurridas en 1541, y al trasladarla al Valle de Panchoy, los frailes de esa Orden realizaron la construcción de un nuevo convento, en 1548.

 

Entrada a las ruinas del Convento de la Merced

(6a. Avenida Norte y 1a. Calle Poniente,

final de la Calle del Arco)

 

En 1687, el Ayuntamiento de la ciudad les otorgó un terreno en una calle que colindaba con la parte de atrás de la iglesia. En la actualidad, esa área es el final de la Calle del Arco.

 

Como consecuencia del terremoto ocurrido en 1773, la Iglesia y Convento de la Merced sufrieron daños considerables.

 

Durante los años de 1850 a 1855 se realizaron diversas reparaciones a la Iglesia. En la actualidad, la Iglesia se encuentra parcialmente reconstruida y es muy visitada por los feligreses. El Convento está en ruinas.

 

 

El acceso a las ruinas del Convento de la Merced puede hacerse ingresando por la puerta situada en el lado norte del amplio atrio de la misma Iglesia.

 

El claustro principal de este Convento se encuentra rodeado de corredores que fueron diseñados con columnas arqueadas.

 

 

 

Ruinas del Convento de la Merced

 

En el interior del mencionado claustro principal se encuentra una fuente que es considerada como la de mayor tamaño en Hispanoamérica.

 

 

El diseño de esa fuente es octagonal y su estructura se puede apreciar perfectamente desde el segundo nivel de las ruinas del mismo Convento.

 

 

 

 

    

 Guía para el Recorrido del Turista en La Antigua Guatemala

   Para ir a Página Principal    

 

 

  

CCN

Todos los derechos reservados