Conozca La Antigua Guatemala

 

 

...la ciudad colonial que ofrece una valiosa tradición cultural y religiosa

 

 

8   Ruinas del Colegio de San Jerónimo

 

    

  Guía para el Recorrido del Turista en La Antigua Guatemala

   Para ir a Página Principal    

   

 

 

 

 

En 1726, los frailes mercedarios solicitaron al Ayuntamiento permiso para fundar un colegio que se dedicaría a estudios menores.

 

En 1739, sin tener previa autorización de la realeza, los religiosos iniciaron la construcción del Colegio de San Jerónimo. La edificación se concluyó en 1757 e incluyó la Ermita de San Jerónimo.

 

Entrada a las ruinas del

Colegio de San Jerónimo

[1a. Calle Poniente y Alameda Santa Lucía]

 

En 1761, el Colegio fue clausurado por el Rey Carlos III ya que la construcción no contaba con autorización real, ordenándose la demolición de lo edificado. Es de suponer que por el alto costo de tal actividad, la orden no fue cumplida por lo que, en 1765, la realeza tomó posesión del lugar utilizándolo como Real Aduana y, posteriormente, como cuartel y establos de la milicia española.

 

Así como sucedió con otras, esta edificación fue destruida por el terremoto ocurrido en 1773, por lo que actualmente se encuentra en ruinas; no obstante, es permitida la visita de turistas y peregrinos.

 

Después de ingresar al lugar y observar patios interiores, como el siguiente...

 

 

Nos acercamos a la puerta de ingreso a estas ruinas. En su época, ésta fue la misma puerta del acceso principal:

 

 

Al frente de esta edificación se trasladaron algunos escombros que, por su magnitud, ya no se retiraron del lugar:

 

 

La destrucción fue total, según observamos a continuación:

 

 

 

 

 

 

 

En el interior de lo que fueron algunos ambientes se encuentran escombros que, por sus dimensiones, no es posible retirarlos fácilmente del lugar:

 

 

 

La mayoría de los arcos de la segunda planta no resistieron la intensidad de los movimientos sísmicos. Así se observa desde dicha planta:

 

 

Las gruesas paredes permitieron construir nichos en los que, probablemente, se acondicionaron imágenes religiosas. Lo que aún queda en pie evidencia que la edificación se realizó en forma tradicional: piedras grandes como cimiento y ladrillos de barro cocido que se unieron con argamasa; y sencilla geometría lineal tallada en estuco:

 

 

En la parte superior de un ambiente, aún se observa una cúpula colonial que se construyó con una variante: base piramidal alta y octagonal:

 

 

En el patio principal se encuentra una fuente colonial octagonal, de piedra tallada, que los religiosos colocaron como era costumbre en aquella época. Dicha fuente se enmarca o resalta con un pasillo circular al que convergen cuatro caminamientos laterales que representan igual número de los puntos cardinales; todo esto último elaborado con losetas, una forma de piso cuadrado de barro cocido, colocadas simétricamente:

 

 

En dicho patio principal se construyeron gradas que permitían el acceso a la segunda planta que enmarcaba el lugar. La vista desde la indicada planta, es así:

 

 

Es probable que existieran jardines en el contorno de esta edificación. En nuestros días así se aprecian:

 

 

Lo que actualmente se utiliza como bancas, en uno de los extremos del mencionado patio interior, en la época colonial pudieron utilizarse para otros fines ya que aquí se estableció la milicia española:

 

 

El lugar se utiliza para la realización de actividades sociales o eventos culturales. 

 

 

    

  Guía para el Recorrido del Turista en La Antigua Guatemala

   Para ir a Página Principal    

 

 

  

CCN

Todos los derechos reservados