Conozca La Antigua Guatemala

 

 

...la ciudad colonial que ofrece una valiosa tradición cultural y religiosa

 

 

1   Cerro de la Cruz

 

 Ø

 Guía para el Recorrido del Turista en La Antigua Guatemala

   Para ir a Página Principal   Ø

   

 

 

 

El Cerro de la Cruz, anteriormente conocido como Cerro del Manchén, es una colina con una altitud que permite divisar la recordada ciudad de Santiago de los Caballeros, actualmente, La Antigua Guatemala. 

 

Al final de la 1a. Avenida Norte se encuentra la ruta hacia el Parque Cerro de la Cruz. Se puede ingresar de dos maneras: Mediante una vía exclusivamente peatonal o a través de un camino vehicular de doble vía, al principio adoquinado unos 100 metros, y luego pavimentado.

 

 

 

Al ascender por el camino vehicular, aproximadamente por un kilómetro, se llega a una intersección de dos rutas: izquierda y derecha. Deberá continuarse por la izquierda ya que allí se encuentra el parqueo de vehículos y una garita para el control de los mismos. La ruta hacia la derecha conduce a la Aldea El Hato, a 4 kilómetros, que no es la ruta que nos ocupa. Esto se evidencia en el rótulo instalado en el lugar.

 

Rótulo direccional

 

Al llegar a esa área de parqueo, se observa otro camino, pero de terracería. El Encargado de dicha garita expone dos opciones:

 

 

Descender con el vehículo tomando todas las precauciones del caso, hasta llegar a un lugar también destinado como área de parqueo, siempre de terracería.

 

 

 

Realizar el descenso a pié, en cuyo caso, según calcula, sería una travesía que puede durar entre 6 u 8 minutos.

 

Es importante señalar que al optar por la segunda opción deben tomarse en cuenta las condiciones físicas de la persona, especialmente para el retorno, ya que éste constituye un ascenso.

 

En la ruta hacia este Cerro y en la cima del mismo, se observa vigilancia policial con vehículos motorizados.

 

En ese camino de terracería, se observan los siguientes rótulos:

 

      

 

Mirador la Cruz

  

 

Es el parque en el que se acondicionaron bancas de cemento y un muro que delimita el lugar, donde visitantes nacionales y extranjeros pueden apreciar, con una vista panorámica, el urbanismo de La Antigua Guatemala, la naturaleza que la rodea en el Valle de Panchoy, y el majestuoso Volcán de Agua, que se observa hacia el sur-poniente de esa ciudad.

 

Como alegoría, en el lugar se encuentra

una Cruz instalada en 1930

 

Plaza de Santiago

 

El Apóstol Santiago fue el santo patrón de los conquistadores españoles. El proceso de conquista culminó, por el año 1543, con el establecimiento definitivo de la ciudad de Santiago de los Caballeros en el Valle de Panchoy.

 

Ascendiendo algunos metros por el corto camino que conduce a esta Plaza, se llega a una plataforma acondicionada con una escalinata de cuatro pequeñas gradas, en donde se encuentra un pedestal sosteniendo una escultura que, con el objetivo de evocar a aquel santo patrón, representa al Apóstol Santiago portando un estandarte y montado sobre un caballo, con su vista fija hacia la ciudad colonial.

 

En esa escultura se evidencia la siguiente inscripción:

JOSE NICOLAS

AÑO MCMLXX

 

 

      

 

Plataforma

 

 

Pedestal de la escultura

 

 

 

Escultura que evoca al santo patrón

de los conquistadores españoles

 

En la parte posterior del pedestal de la escultura, se encuentra una placa con la siguiente inscripción:

 

"Donativo del Gobierno de España

al pueblo de la muy leal y muy

noble ciudad de Santiago

de los Caballeros de Guatemala

 

25 de julio de 1971"

 

 

En el horizonte, el Volcán de Agua,

conocido también como Hunapúh.

Su altura es de 3,765 metros

 

 

 

El Volcán de Agua está situado entre los departamentos de Escuintla, Sacatepéquez y Guatemala.

 

 

En este volcán aún puede apreciarse la ruta de destrucción que originó el desbordamiento del agua acumulada en su cráter debido a las intensas lluvias en la región, entre el 10 y 11 de septiembre de 1541, que inundó y destruyó la segunda sede de la ciudad de Santiago de los Caballeros. Allí murió su gobernadora Doña Beatriz de la Cueva, viuda del conquistador Don Pedro de Alvarado. En la actualidad, a ese lugar se le conoce como Ciudad Vieja.

 

Ese desastre natural originó el traslado de la ciudad al Valle de Panchoy, lugar donde la nueva ciudad se fundó el 10 de marzo de 1543, estableciéndose la tercera capital del Reino de Guatemala con todo el poder económico, político y religioso.

 

25 de Julio, solemnidad de Santiago Apóstol

 

Según la historia, el cabildo autorizó que la nueva ciudad también fuera nombrada Santiago de los Caballeros de Guatemala, en honor al mencionado Apóstol, estableciendo además, que en conmemoración de aquella solemnidad, cada año se quemara pólvora y saliera en procesión el Pendón Real -pabellón- del rey de España. Esa festividad era considerada como de recogimiento espiritual.

 

En la actualidad, se continúa con esa tradición realizando eventos culturales y espirituales. Cada 25 de julio, se celebra una misa mayor de cabildo en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala, que en nuestros días es conocida como Parroquia de San José Catedral. Posteriormente, a las cuatro de la tarde, sale en procesión una imagen del santo patrono sobre un anda procesional con una bella alegoría: "Santiago, amigo de Jesucristo".

 

Ese cortejo procesional es encabezado por imágenes de ángeles, banderas de Guatemala y de la ciudad colonial, representando, en esa forma, la ruta que Santiago Apóstol recorrió desde su ciudad hasta España, donde instauró la predicación del Evangelio. Luego del retorno de esa procesión a la Parroquia de San José Catedral, se programa un concierto de música popular, en la plaza central. En los campos de "La Pólvora" se instalan juegos mecánicos, como parte de la festividad.

 

Vista panorámica de la ciudad de

La Antigua Guatemala, desde el Cerro de la Cruz

 

(Deslice suavemente el puntero del cursor sobre la siguiente imagen)

 

 

Al ampliar la imagen, se aprecian, entre otras, las siguientes edificaciones:

 

Palacio de los Capitanes Generales

 

Era la sede de la Capitanía General de Guatemala, o Audiencia de los Confines, que en la época colonial gobernaba desde el sur de México hasta Costa Rica.

 

La edificación aún muestra el frontispicio de sus dos niveles y columnas formando 54 arcos que, en la actualidad, se encuentran totalmente remodelados y reacondicionados.

 

 

 

Arco de Santa Catalina

 

En 1664, las monjas de la Orden de Santa Catalina construyeron un puente arqueado con un túnel en su interior para unir el coro de la iglesia con las celdas de las religiosas y novicias, pues como ellas eran de clausura debían atravesar la calle sin ser vistas.

 

Los gruesos muros de su construcción le permitieron  soportar el terremoto ocurrido en 1773, lo que no ocurrió con la iglesia y el convento. La cúpula y el reloj público son de época contemporánea. Es el ícono más conocido y admirado en la ciudad colonial.

 

Iglesia de la Merced

 

Es una de las iglesias más conocidas en La Antigua Guatemala, ya que allí se venera a la imagen de Nuestra Señora de la Merced, patrona de la ciudad. En la misma iglesia se encuentra la imagen de Jesús Nazareno de la Merced proclamado como Protector e Intercesor de los Antigüeños, según lo dispuesto por el Consejo Municipal de La Antigua Guatemala, el 3 de abril de 2004.

 

El interior del claustro principal del convento, en ruinas, se encuentra una fuente que es considerada como la más grande de Hispanoamérica.

 

 

 

Templo de San Francisco,

Santuario del Santo Hermano Pedro

 

Aquí se encuentran los santos restos del Hermano Pedro, el humilde Terciario franciscano, quien procedente de Vilaflor, Tenerife, Islas Canarias, España, llegó a la ciudad de Santiago de los Caballeros, el 18 de febrero de 1651, dedicándose a la oración y mortificación, así como a realizar obras de caridad para los más pobres y desamparados. Murió el 25 de abril de 1667.

 

Templo de la Escuela de Cristo

 

Luego de la muerte del Hermano Pedro, el señor Obispo decidió que el cuerpo se velara en la Iglesia del Oratorio de la Escuela de Cristo, la noche del 25 de abril de 1667, antes del solemne funeral y entierro en el lugar destinado para la sepultura de los religiosos de la Tercera Orden Franciscana, en el Templo de San Francisco El Grande.

 

 

A un costado del Cerro de la Cruz, al nor-poniente de la ciudad, se encuentran las ruinas de la Iglesia del Manchén, destruida casi en su totalidad por el terremoto ocurrido en 1773. Al lugar se le conoce como ruinas El Manchén.

 

La Iglesia del Manchén se construyó hacia el año 1565 por herreros y carpinteros. La elaborada decoración en yeso con diseños de flores y ramas que adornaban las ventanas de tipo octagonal, así como filigranas muy poco notadas en los muros y columnas, permiten indicar que se trató de una suntuosa edificación.

 

 

En la actualidad, de la Iglesia del Manchén solamente quedan estas ruinas abandonadas, las cuales se localizan al lado derecho de la intersección al norte, final de la sexta avenida, donde el camino se dirige hacia San Felipe de Jesús.

 

Ubicación del Cerro de la Cruz

 

(Deslice suavemente el puntero del cursor sobre la siguiente imagen)

 

 

 

 Ø

 Guía para el Recorrido del Turista en La Antigua Guatemala

   Para ir a Página Principal   Ø

 

 

  

CCN

Todos los derechos reservados