Conozca La Antigua Guatemala

 

 

...la ciudad colonial que ofrece una valiosa tradición cultural y religiosa

 

 

Breve Reseña de La Antigua Guatemala

 

    

  La Antigua Guatemala

   Para ir a Página Principal    

   

 

 

La ciudad de Santiago de los Caballeros tuvo tres asentamientos: En 1524, fue fundada en Iximché, en el lugar llamado Tecpán Goathemalán. En 1527, fue trasladada al Valle de Almolonga, convirtiéndose en el asentamiento permanente de la primera capital del Reino de Guatemala, que fue arrasada por una correntada de agua y tierra que descendió del Volcán de Agua. Actualmente, a ese lugar se le conoce como Ciudad Vieja.

 

 

El Volcán de Agua está situado entre los departamentos de Escuintla, Sacatepéquez y Guatemala.

 

Debido a las intensas lluvias en la región, el agua acumulada en su cráter se desbordó y originó una inundación, entre el 10 y 11 de septiembre de 1541, que destruyó la segunda sede de la ciudad de Santiago de los Caballeros.

 

Volcán de Agua, al sur-poniente de la ciudad

 

Ese desastre natural originó el traslado de la ciudad al Valle de Panchoy, lugar donde la nueva ciudad se fundó el 10 de marzo de 1543, siendo la segunda capital del Reino de Guatemala. Según la historia, el Cabildo del Ayuntamiento autorizó que la nueva ciudad también fuera nombrada Santiago de los Caballeros de Guatemala, en honor a Santiago Apóstol, patrono de la ciudad y de los conquistadores españoles; estableciendo además, que en conmemoración de la solemnidad de su santo patrón, el 25 de julio de cada año, se quemara pólvora y saliera en procesión el Pendón Real -pabellón- del rey de España. Esa festividad era considerada como de recogimiento espiritual.

 

En la actualidad, a esta ciudad se le conoce como La Antigua Guatemala, y se localiza a 45 kilómetros de la ciudad capital, en el Departamento de Sacatepéquez. La fiesta patronal, por tradición, se celebra el día indicado y se realizan eventos culturales y espirituales. Cada 25 de julio, se celebra una misa mayor de cabildo en la Catedral, que en nuestros días es conocida como Parroquia de San José Catedral. Posteriormente, a las cuatro de la tarde, sale en procesión una imagen del santo patrono sobre un anda procesional con una bella alegoría: "Santiago, amigo de Jesucristo".

 

Ese cortejo procesional es encabezado por imágenes de ángeles, banderas de Guatemala y de la ciudad colonial, representando, en esa forma, la ruta que Santiago Apóstol recorrió desde su ciudad hasta España, donde instauró la predicación del Evangelio. Luego del retorno de esa procesión a la Parroquia de San José Catedral, se programa un concierto de música popular, en la plaza central. En los campos de "La Pólvora" se instalan juegos mecánicos, como parte de la festividad.

 

El Palacio de los Capitanes Generales, construido en 1558, fue la sede de la Audiencia de los Confines, que administraba lo relacionado con las provincias de las regiones comprendidas desde Chiapas y Soconusco, hasta Costa Rica. También se encontraban las oficinas de la tesorería y las cortes de justicia; además, contaba con salones para escribanos y notarios.

 

Palacio de los Capitanes Generales

 

 

Allí residió el Capitán General. Además, se disponía de un lugar para la guardia y la milicia española. En la actualidad, el frontispicio del Palacio de los Capitanes Generales se encuentra totalmente reacondicionado.

 

Los movimientos sísmicos ocurridos en diferentes fechas tuvieron importancia en la historia de la arquitectura colonial, especialmente en el siglo XVIII cuando ocurrieron los terremotos de San Miguel en 1717, San Casimiro en 1751 y finalmente Santa Marta en 1773 que obligaron al abandono del Valle de Panchoy. Fue entre los años 1717 y 1773 cuando se desarrolló el mayor florecimiento de la arquitectura colonial de la ciudad de Santiago de los Caballeros.

 

El edificio original del Ayuntamiento fue reparado después del terremoto de 1717. En 1740, se construyó una nueva edificación en el mismo lugar, adicionándole un salón para las sesiones del Cabildo. Sufrió pocos daños durante el terremoto ocurrido en 1773, pero fue abandonado en el mismo año. Se rehabilitó hasta 1853.

 

 

En la actualidad, en este edificio se encuentran las oficinas de la Municipalidad de La Antigua Guatemala.

 

Palacio del Ayuntamiento

 

En uno de los salones del Palacio del Ayuntamiento, se encuentra una hornacina donde se resguarda un Libro de Actas de la Alcaldía de La Antigua Guatemala, en el que se encuentra un Acta mediante la cual el Consejo Municipal de esa Alcaldía nombró “Alcalde Honorario Perpetuo” al Santo Hermano Pedro.

Libro de Actas del Consejo

Municipal de La Antigua Guatemala

 

 

 

En el Acta referida, se consignó lo siguiente:

 

"Quede constancia para la posteridad de que El Santo Hno. Pedro de Bethancourth estuvo en este Ayuntamiento en Imagen y Espíritu, el día 24 de Abril del año de Gracia del Señor, 2008, en que fue Declarado "Alcalde Honorario Perpetuo" de La Ciudad de Santiago de Los Caballeros, hoy: "La Antigua Guatemala".

 

En la época colonial, las pilas o fuentes eran utilizadas para abastecer de agua a la población, destinándolas principalmente como lavanderías comunales y para dar de beber a los animales de carga. En la actualidad, estas fuentes sirven como ornamento, por lo que su valor es artístico.

 

En 1739, en la Plaza Mayor fue construida la Fuente de las Sirenas. Actualmente, dicha fuente se encuentra modificada y las sirenas fueron restituidas ya que las originales sufrieron algunos daños; no obstante, es el mayor atractivo del lugar.

 

Fuente de las Sirenas en la

Plaza Mayor (Parque Central);

al fondo, Catedral

 

 

 

En 1853, fue inaugurado un lavadero público, que en la actualidad es conocido como Tanque de la Unión, al cual aún llegan algunas personas a lavar; lo que nos permite imaginar la actividad que se realizaba en aquella lejana época.

 

 

Este Tanque fue reconstruido en 1979 y se ha conservado hasta nuestros días.

 

Su nombre se originó como reconocimiento al "Congreso Unionista de Centroamérica" que tuvo lugar en Guatemala, en 1925.

 

Tanque de la Unión

 

 

Este Tanque se encuentra localizado en el Parque de la Unión, y es un importante punto de referencia, situado frente a las ruinas del Templo y Convento de Santa Clara .

 

 

Parque de la Unión

 

 

Destruida la ciudad por el terremoto ocurrido en 1773, fue trasladada y fundada en el Valle de la Ermita, en 1776, con el nombre de la Nueva Guatemala de la Asunción.

 

 

La ciudad colonial volvió a poblarse pero muy lentamente y sin perder su aspecto tradicional, sus calles se conservaron empedradas, las casas de habitación no variaron en su apariencia interior y exterior, prevaleciendo la teja como material de techamiento.

 

Calle en La Antigua Guatemala;

al fondo, el Volcán de Agua

 

 

 

Las edificaciones más importantes se conservaron en su estado de ruina, evidenciando su majestuosidad en medio de las construcciones posteriores.

 

Calle frente a las ruinas de La Concepción,

hacia la salida de La Antigua Guatemala

 

 

La influencia que ejerció la cultura española de aquella época colonial originó varias tradiciones religiosas que en la actualidad aún se mantienen presentes en La Antigua Guatemala.

 

Una de estas tradiciones es la celebración solemne y festiva en honor a Santiago Apóstol, que entre otras actividades contempla un recorrido procesional, el día 25 de julio de cada año, tal como se ha venido realizando desde ya hace varios años.

 

Al llegar a La Antigua Guatemala, se ingresa por el Puente del Matasano, donde Pedro de Betancur (Santo Hermano Pedro) se arrodilló y besó el suelo a su llegada, el 18 de febrero de 1651. En este lugar se encuentra una escultura en su memoria.

 

 

Éste es el momento para sentir el espíritu del Santo Hermano Pedro que da a esta ciudad colonial una mística singular de recibimiento fraterno, de oración, de caridad y de religiosidad.

 

Puente del Matasano

 

Los valores de esta ciudad son recogidos y asumidos por la figura santa del Hermano Pedro; las piedras sintieron su caminar, su sangre fue regada sobre ellas, ya sea por sus largas caminatas visitando enfermos, convalecientes y desamparados, o por sus Vía Crucis nocturnos con una pesada Cruz a cuentas por la Calle de la Amargura, actualmente, Calle de los Pasos.

 

Las ruinas de los conventos, monasterios e iglesias, los museos, las hermosas y artísticas velaciones y procesiones de la Cuaresma y Semana Santa, las fiestas solemnes del Corpus Christi (Cuerpo y Sangre de Cristo); así como los Vía Crucis Eucarísticos, las celebraciones en honor de Santiago Apóstol, y la religiosidad de los fieles creyentes en la Capilla de la Vera Cruz del Templo de San Francisco, en donde se encuentra el Sepulcro del Santo Hermano Pedro, permiten considerar a La Antigua Guatemala como una ciudad mística.

 

Entre los templos e iglesias muy visitadas por los feligreses, se encuentran: Iglesia de la Merced; Templo de San Francisco, Santuario del Santo Hermano Pedro; Catedral; Templo de la Escuela de Cristo; y Ermita del Santo Calvario. También, la Iglesia de San Pedro Apóstol y Obras Sociales del Santo Hermano Pedro, entidad dedicada a la caridad y promoción humana, como espíritu vivo de la obra de caridad que llevó a cabo el ahora Santo Hermano Pedro de San José Betancur.

 

Asimismo, es importante mencionar a Posada Belén (lugar conocido en la antigüedad como Hospital e Iglesia de Nuestra Señora de Belén), administrada actualmente por las Hermanas Bethlemitas y que es utilizada para retiros espirituales. En las ruinas de dicho Hospital se encuentra el lugar donde el Hermano Pedro entregó su alma al Señor, el 25 de abril de 1667.

 

Posada Belén se encuentra situada frente a Plaza a la Paz, dedicada en 1983 a la Beatificación del Hermano Pedro. A un costado se encuentra el Colegio Belén y la Iglesia Beatas de Belén.

 

Entre las principales ruinas abiertas al público pueden mencionarse: Convento de la Merced; Convento de San Francisco; Catedral; Iglesia y Convento de la Recolección; Colegio de San Jerónimo; Iglesia y Convento de las Capuchinas, que son las ruinas mejor conservadas de la ciudad colonial; así como Templo y Convento de Santa Clara, cuyo templo conserva una de las más bellas fachadas de la época colonial.

 

El Arco de Santa Catalina es uno de los lugares más reconocidos y admirados en la ciudad colonial. Se encuentra situado en la Calle del Arco (entre 1a. Calle Poniente y 2a. Calle Poniente), una de las más concurridas, ya que es un lugar de paseos peatonales donde se realizan diferentes actividades culturales y festividades al aire libre.

 

En la imagen, se aprecia ese puente arqueado construido, en 1694, por la Orden de Santa Catalina Mártir. A la derecha, se observan las ruinas de la iglesia que perteneció a la misma Orden.

 

Arco de Santa Catalina, visto hacia el sur

 

 

A la ciudad de La Antigua Guatemala se le han otorgado diferentes reconocimientos, entre éstos:

 

Declarada como Monumento Nacional, según Decreto 2772 de la Asamblea Legislativa de la República de Guatemala, el 30 de marzo de 1944.

 

Declarada Ciudad Monumento de América, conforme Resolución de la VIII Asamblea General del Instituto Panamericano de Geografía e Historia, el 7 de julio de 1965.

 

Declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad, en la Convención celebrada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura -UNESCO-, el 26 de octubre de 1979.

 

 

Al recorrer las calles de La Antigua Guatemala, no se sorprenda si en su camino oye el eco de la campanita que repicó el Santo Hermano Pedro, y de su profética y humilde voz que decía: Un alma tienes no más, si la pierdes ¿Qué harás?

 

Campanita

[Museo del Santo Hermano Pedro]

 

 

    

  La Antigua Guatemala

   Para ir a Página Principal    

 

 

  

CCN

Todos los derechos reservados