Conozca La Antigua Guatemala

 

 

...la ciudad colonial que ofrece una valiosa tradición cultural y religiosa

  

  

Breve Biografía de Santa Teresa de Jesús, de Ávila, España

 

 Ø  Para regresar, favor de cerrar esta nueva ventana

 

 Para ir a Página Principal   Ø

   

 

 

  

 

Nació en Ávila, España, el 28 de marzo de 1515. Su nombre, Teresa de Cepeda y Ahumada, hija de Alonso Sánchez de Cepeda y de Beatriz Dávila Ahumada. A los siete años tenía predilección por la vida de los santos y amaba desde entonces la soledad.

 

 Imagen de Santa Teresa de Jesús

 

Fuente de imagen:

www.corazones.org/Sta Teresa de Avila

 

 

La madre de Teresa murió cuando ésta tenía 14 años, lo cual la hizo entristecerse sobremanera, por lo que se dirigió a una imagen de Nuestra Señora y le rogó, con muchas lágrimas, que la hiciese hija suya.

 

En su juventud, Teresa manifestaba su devoción religiosa, por lo que comunicó a su padre el deseo de ingresar a un convento de monjas, pero él respondió no estar de acuerdo y que no lo consentiría mientras estuviera vivo. Ante esa situación y ante el temor de flaquear en sus intenciones, Teresa dejó la casa paterna, a pesar de la pena que le causaba contrariar a su padre. Él, al verla tan decidida, cesó de oponerse a su vocación, por lo que ella decidió, el 2 de noviembre de 1533, ingresar en el Convento de La Encarnación, una comunidad de Hermanas Carmelitas, donde profesó su devoción, haciendo sus votos de castidad, pobreza y obediencia, el 3 de noviembre de 1534, teniendo 19 años de edad. Siguiendo la práctica de todos los religiosos y religiosas de cambiar su nombre, con el paso del tiempo Teresa también lo hizo y decidió llamarse Teresa de Jesús.

 

Luego de ingresar a dicho Convento, Teresa vio afectada su salud por un mal que le aquejaba desde antes de profesar y fue con médicos para que la atendieran. Desafortunadamente, el tratamiento no hizo más que empeorar su enfermedad, probablemente una fiebre palúdica. Los médicos terminaron darse por vencidos, y el estado de la enferma se agravó al extremo de quedar paralítica por más de dos años. Sus padecimientos físicos fueron horribles.

 

A los tres años de estar enferma, ella encomendó a San José le consiguiera la gracia de la curación y, según la tradición, de la manera más inesperada Teresa recobró su salud, a mediados de 1539. En adelante, toda su vida sería pregonera o propagadora de la devoción a San José y todos los conventos o monasterios que fundaría serían consagrados a este Santo.

 

En 1543, abandona temporalmente el Convento para cuidar a su padre que había enfermado. Él fallece en 1544. El sacerdote dominico que lo había asistido en sus últimos momentos, se encargó de dirigir la conciencia de Teresa rememorando las palabras del padre de ésta. Impresionada por esas palabras, ella enmendaría su conducta y estaría dispuesta a enmendar sus faltas; regresando al mismo Convento de la Encarnación.

 

Estando allí, Teresa observó que era numerosa la cantidad de religiosas recluidas en ese Convento, lo cual era la causa y efecto de la relajación, ya que ellas no caían generalmente en la cuenta que su modo de vida se apartaba mucho del espíritu de sus fundadores. Así, cuando una sobrina de Teresa, que también era religiosa en dicho Convento, le sugirió la idea de fundar una comunidad reducida, Teresa la consideró como una especie de revelación del cielo y no como una idea ordinaria.

 

En 1560, teniendo ya veinticinco años de pertenecer a esa comunidad carmelita, Teresa resolvió fundar un nuevo convento, iniciándose así la reforma del Carmelo. Pedro de Alcántara, Luis Beltrán [actualmente ya elevados a los altares] y el obispo de Ávila, aprobaron el proyecto. El Padre Gregorio Fernández, provincial de las carmelitas, autorizó ponerlo en práctica.

  

En 1561, para alentar la realización de tal proyecto, Doña Juana de Ahumada, hermana de Teresa, emprendió con su esposo la construcción de un convento, en Ávila, pero haciendo creer a todos que se trataba de una casa que pensaban habitar, por el revuelo que había causado aquella autorización.

 

En el curso de la construcción, una pared del futuro convento se derrumbó y cubrió, bajo los escombros, al hijo de Doña Juana de Ahumada, el pequeño Gonzalo que allí se encontraba jugando. Teresa tomó en brazos al niño, que no daba ya señales de vida, y rezó; algunos minutos más tarde… el niño estaba perfectamente sano, según consta en el proceso de Canonización de la Beata Madre Teresa de Jesús.

 

Teresa quería fundar en Ávila, España, un convento para la estricta observancia de su orden que comprendía la obligación de la pobreza, de la soledad y del silencio.

 

El 24 de agosto de 1562, el Papa Pio IV aprobó erigir el primer monasterio de San José, en Ávila, tomando el hábito cuatro novicias del nuevo Convento de las Carmelitas Descalzas de San José. Allí se pone en marcha aquella reforma apoyada por el principal de la Orden de Nuestra Señora del Monte Carmelo (o Carmelitas); fundándose dieciséis conventos en apenas veinte años.

 

En esa nueva comunidad de monjas se vivió con austeridad. Las religiosas del nuevo Convento vestían toscos hábitos; dormían sobre un jergón de paja; llevaban sandalias en lugar de zapatos, razón por la que se les llamó Descalzas; consagraban ocho meses del año al riguroso ayuno; y se abstenían por completo de comer carne.

 

Debido a su devoción espiritual, mística y literaria, durante dichos años, la Madre Teresa de Jesús tiene innumerables visiones, contemplaciones y meditaciones profundas; dedicándose a escribir varias obras o libros místicos de carácter didáctico, poesías líricas, constituciones para sus religiosas, narraciones de sus experiencias espirituales, escritos breves y algunas cartas. Sus escritos son un modelo seguro en los caminos de la plegaria y de la perfección.

 

En 1562, la Madre Teresa de Jesús tuvo una experiencia mística que ella misma narró en el Capítulo 29 de su Libro de la Vida: "Vi a un ángel cabe mi hacia el lado izquierdo en forma corporal, lo que no suelo ver sino por maravilla. [...] No era grande, sino pequeño, hermoso mucho, el rostro tan encendido que parecía de los ángeles muy subidos, que parecen todos se abrasan. Deben ser los que llaman Querubines [...] Veíale en las manos un dardo de oro largo, y al fin de el hierro me parecía tener un poco de fuego. Este me parecía meter por el corazón algunas veces, y que me llegaba a las entrañas. Al sacarle, me parecía las llevaba consigo y me dejaba toda abrazada en amor grande de Dios".

 

 

En nuestros días, cada 26 de agosto se celebra la festividad de la Transverberación de Santa Teresa de Jesús, una fiesta de espiritualidad teresiana en la que se conmemora la experiencia mística a la que se ha hecho referencia en el párrafo anterior.

 

Pero, ¿Que es la transverberación?. En el contexto de la religión Católica se trata de una experiencia mística en la que una persona logra una íntima unión con Dios, y es tan fuerte que se siente traspasado el corazón por un fuego sobrenatural.

 

 Fuente: teresaavila2015.blogspot.com / Teresa de Ávila 2015 - V Centenario

 

 

Durante septiembre de 1582, ella llegó muy enferma y agotada al monasterio en Alba de Tormes. Antes de fallecer, al anochecer del 4 de octubre del mismo año, pronunció: En fin, muero hija de la Iglesia”. Más tarde, la celebración de la religiosa fue fijada el 15 de octubre, porque el día siguiente de su fallecimiento entró en vigor la reforma gregoriana del calendario.

 

El 25 de noviembre de 1585, se efectuó exhumación de sus restos mortales para trasladarlos al Convento en Ávila. El cuerpo se encontró incorrupto.

 

En 1586, por mandato del Papa Sexto V, el cuerpo, hallado incorrupto, fue devuelto al monasterio en Alba de Tormes. En 1589, su sepulcro fue elevado, colocando el cuerpo en la nueva capilla, en 1616; y en 1670, todavía incorrupto, el cuerpo se colocó en una caja de plata.

 

La Madre Teresa de Jesús fue Beatificada el 24 de abril de 1614, por Pablo V; y Canonizada el 12 de marzo de 1622.

 

El 27 de septiembre de 1970, Pablo VI proclamó a Santa Teresa de Jesús como Doctora de la Iglesia.

 

Aunque despojado de muchas partes de su anatomía [consideradas reliquias] el cuerpo, aún incorrupto, se encuentra actualmente en una capilla de la Iglesia de la Anunciación de Nuestra Señora de Alba de Tormes, España.

 

El 28 de marzo de 2015 se conmemoró el V centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús, de Ávila, España.

 

Fuente en Sitios Web:

  

carmelitasdescalzas.net

corazones.org/Sta Teresa de Avila

santateresadejesus.com/Biografia|Santa Teresa de Jesús

 

 

 Ø  Para regresar, favor de cerrar esta nueva ventana

 

 Para ir a Página Principal   Ø

 

 

  

CCN

Todos los derechos reservados