|

Conozca La Antigua Guatemala

 

 

...la ciudad colonial que ofrece una valiosa tradición cultural y religiosa

 

  

Altar de Velación y Huerto en Templo de Santa Ana

 

 Ø

  Altares de Velación y Huertos de 2016

   Para ir a Página Principal   Ø

   

 

 

Preparado en 2016

 

El significado del siguiente Altar de Velación se relaciona con el texto bíblico contenido en el Evangelio según San Lucas, Capítulo 5, Versículos 17 al 24: El paralítico

   

[En esta fotografía: El desenfoque en el Huerto se origina por la luminosidad al frente]  

Según el Evangelio [Lucas 5, 17-25]...

 

 

   

El paralítico

 

17  Un día Jesús estaba enseñando, y había allí entre los asistentes unos fariseos y maestros de la Ley que habían venido de todas partes de Galilea, de Judea e incluso de Jerusalén. El poder del Señor se manifestaba entre ellos, realizando curaciones. 18  En ese momento llegaron unos hombres que traían a un paralítico en su camilla. Querían entrar en la casa para colocar al enfermo delante de Jesús, 19 pero no lograron abrirse camino a través de aquel gentío. Entonces subieron al tejado, quitaron tejas y bajaron al enfermo en su camilla, poniéndolo en medio de la gente delante de Jesús.

20 Viendo Jesús la fe de estos hombres, dijo al paralítico: “Amigo, tus pecados quedan perdonados.” 21 De inmediato los maestros de la Ley y los fariseos empezaron a pensar: “¿Cómo puede blasfemar de este modo? ¿Quién puede perdonar los pecados fuera de Dios?”

22 Jesús leyó sus pensamientos y les dijo: 23 “¿Por qué piensan ustedes así? ¿Qué es más fácil decir: “Tus pecados te quedan perdonados”, o decir: “Levántate y anda”?  24 Sepan, pues, que el Hijo del Hombre tiene poder en la tierra para perdonar los pecados.” Entonces dijo al paralítico: “Yo te lo ordeno: levántate, toma tu camilla y vete a tu casa.” 25 Y al instante el hombre se levantó a la vista de todos, tomó la camilla en que estaba tendido y se fue a su casa dando gloria a Dios.

 

Fuente de Textos bíblicos: La Biblia-Latinoamérica, 48a. Edición, año 2002; Coeditores: San Pablo y Editorial Verbo Divino.

 

 

 

La representación de este Altar de Velación se observó, así:

 

Los amigos del paralítico lo habían convencido que debía ir donde Jesús. Pero cuando no logran su objetivo por la aglomeración de personas, ellos bajaron a su compañero desde el techo de la casa donde se encontraba Jesús:

 

 

Viendo la Fe de estas personas, Jesús perdona los pecados del paralítico y lo sana de su enfermedad:

 

  

Reflexión...

 

 

   

Jesús le dice: Se te perdonan tus pecados. ¡Qué palabras tan extrañas! ¿Cómo podría perdonar Jesús los pecados, si el hombre no es consciente de alguna falta y si, al mismo tiempo, no está arrepentido y en espera del perdón?

 

Pero muchos textos del Antiguo Testamento destacan las relaciones complejas entre el pecado y la enfermedad. A menudo la enfermedad nos hace darnos cuenta de nuestra situación de pecador, y por su parte Jesús no quiere sanar sin que primero haya una reconciliación con Dios.

 

Jesús actúa como Dios: miró al pecador, le quitó sus complejos de culpabilidad y lo perdonó antes de sanarlo. ¡Feliz el que supo, por la mirada de Jesús y sus palabras, que ya estaba perdonado! Dios es quien vive y quien ama, y debemos encontrarlo en forma personal para que el perdón sea verdadero.

 

Fuente de Textos: Tomados de la publicación realizada por la Hermandad del Templo de Santa Ana.

 

 

 

El Huerto se preparó con una alfombra de colorido aserrín en la que representaron figuras geométricas elaboradas con dedicación y esmero. Asimismo, se enmarcó con ofrendas del fruto de la tierra a Dios; observándose entre los vegetales: pepinos, remolachas y col; asimismo, entre las frutas: sandías, papayas, piñas, mangos, plátanos y mandarinas:

 

 

De cerca, esta alfombra de colorido aserrín se observó así:

 

 

El contorno del Huerto fue ornamentado con diversos arreglos florales:

 

 

 

Además, se ofrendó pan con figuras zoomorfas, un "canastillo" conteniendo dulces típicos tradicionales de las ferias [mazapán, pepitoria, coco rallado, manías en dulce y otros], y las infaltables vainas de corozo:

 

 

  

El misticismo del ambiente se complementó con velas y candelas encendidas.

 

El mencionado "canastillo" ofrendado permite evocar una leyenda de la época colonial relacionada con la burilación de la imagen nazarena de esta Iglesia:

 

 

   

Los feligreses de la población encargaron la talla de una imagen de Jesús Nazareno, para lo cual convinieron en pagar un canastillo de monedas de plata, como estímulo. Al estar concluida la escultura, los parroquianos observaron con gran regocijo que la misma quedó perfecta y con un excelente terminado; por lo que, agradecidos, decidieron reconocer otro canastillo de monedas de plata, como pago, y llamar a la imagen Jesús Nazareno de la Dulce Mirada.

 

La leyenda también cuenta que el encargado de la burilación de la escultura fue un indio originario de la población de Santa Ana, de nombre Ciprión Balam, trabajador del renombrado escultor Bernardo de Cañas; pero el primero de los mencionados quiso omitir su nombre por su condición de indígena; razón por la cual la talla de dicha imagen se considera de autor desconocido.

 

 

       

 

La característica particular de esta imagen es que tiene cabellera original tallada, a diferencia de otras imágenes que tienen cabellera de pelo natural. Otras características de la escultura son: la expresión humilde y serena de su rostro en medio de su humillación; asimismo, el tono moreno en la textura de la madera, lo que puede sugerir una escultura realizada por un mestizo.

 

Imagen de Jesús Nazareno de la Dulce Mirada [en su Capilla]

  

La Capilla de la imagen de Virgen de Dolores se ornamentó con  ramos de flores y, como agradecimiento por bendiciones recibidas, se le ofrendaron frutos de la tierra:

 

   

Las Consagradas imágenes de Jesús Nazareno de la Dulce Mirada; y de Virgen de Dolores realizaron su recorrido procesional el Cuarto Domingo de Cuaresma, 6 de marzo.

 

 

 Ø

  Altares de Velación y Huertos de 2016

   Para ir a Página Principal   Ø

 

 

  

CCN

Todos los derechos reservados