Conozca La Antigua Guatemala

 

 

...la ciudad colonial que ofrece una valiosa tradición cultural y religiosa

  

  

Alfombras de tradición y devoción

 

    

  Cuaresma y Semana Santa

   Para ir a Página Principal    

   

 

 

La preparación de alfombras es una combinación de tradiciones originadas desde tiempos prehispánicos y coloniales. Antes de la llegada de los españoles, los indígenas ya elaboraban para sus ceremonias religiosas alfombras de flores y plumas de aves exóticas que se esparcían en el camino, como homenaje al paso de los palanquines -andas llevadas en hombros- en las que se transportaba a reyes, sacerdotes, dignatarios y héroes guerreros en su trayecto hacia ceremonias o ritos religiosos. Provenientes del Viejo Mundo, los españoles trajeron a tierras americanas la tradición de elaborar alfombras religiosas, actividad devotamente popular en su país.

 

Durante la evangelización en el Nuevo Mundo, y para que la población indígena asimilara el catolicismo, se necesitó de medios didácticos y de asociaciones religiosas. Entre éstas, la más destacada en la recordada ciudad de Santiago de los Caballeros, fue la Tercera Orden de Penitencia de San Francisco, cuya aprobación se hizo el 30 de noviembre de 1613. Los frailes franciscanos fueron los que tuvieron a su cargo la mayor parte de aquella evangelización; entre ellos, Pedro de Betancur [Santo Hermano Pedro de San José Betancur] originario de Vilaflor, una bella población de Tenerife, España, y por lo tanto conocedor de la elaboración de alfombras religiosas.

 

Los elementos de aquella cultura prehispánica y la influencia del catolicismo impuesto por los conquistadores españoles, quienes traían costumbres similares, dieron como resultado la unión de creencias y, en consecuencia, que las alfombras se sincretizaran, pues fueron complementándose con nuevos elementos.

 

En la actualidad, se considera que la imaginería en la elaboración de las alfombras se debe al sincretismo que la Real Academia Española define como "un sistema filosófico que trata de conciliar doctrinas diferentes". Muestra ese sincretismo, por ejemplo, elaborar figuras de mariposas, aves y fauna que no se relaciona con aspectos de la Fe católica. No obstante, es de señalar que para los mayas, de la ancestral cultura prehispánica, la mariposa simbolizaba al Sol, una de sus principales deidades y, además, representaba la vida y el más allá.

 

En nuestros días, las alfombras más significativas, laboriosas y extensas son las preparadas para el día Viernes Santo, complementando la solemnidad de los cortejos procesionales. Es una tradición católica que se ha convertido en arte popular.

 

 

En esta página presentamos algunas alfombras que fueron elaboradas como arte efímero en las calles de la ciudad colonial de La Antigua Guatemala, como expresiones del fervor religioso:

 

 

 

 

  Alfombras de aserrín multicolor

 

  Alfombras de pino

 

  Alfombras de flores

 

Esas alfombras se preparan con aserrín de colores, viruta multicolor, agujas de pino, ramilletes de la palma de corozo, flores, pétalos de rosas, frutas y vegetales de la estación; representándose diseños geométricos, símbolos heráldicos y religiosos, pasajes bíblicos, recreaciones de las imágenes de la Pasión, o simplemente con figuras surgidas de la imaginación y creatividad de sus realizadores relacionadas con flora y fauna.

 

Grupos de familias y vecinos se unen para expresar su gratitud por cierta bendición, milagro o como una súplica a las imágenes de veneración.

 

 

 

Parroquianos elaborando alfombras de aserrín

 

Generalmente se utilizan plantillas o moldes calados en cartón piedra con diferentes formas que pueden ser religiosas, flores, ramas y hojas, aves, figuras geométricas y otras.

 

Este molde corresponde a una Custodia, un ángel y hojas.

 

Se observan alfombras con figuras de flora...

 

 

 

 

 

 

 

... y de fauna [generalmente aves]:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No obstante, predominan los diseños geométricos en las alfombras de aserrín:

 

 

 

 

 

 

 

Al hacerse guatemalteco, aquel sincretismo adquirió características propias y es así como surgieron las alfombras con expresiones de Fe propiciatoria, rogativa o de agradecimiento:

 

 

Propiciatoria:

 

"Si hoy escucháis su Voz

no endurezcáis el corazón"

 

 

Propiciatoria:

 

"María,

Templo del Espíritu Santo"

 

 

 

Rogativa:

 

"María, guíanos a

la Patria Celestial"

Agradecimiento:

 

"Señor ante Ti nos inclinamos

y te ofrendamos esta alfombra"

 

 

Símbolos religiosos también se simbolizan:

 

 

Las manos del Padre;

la corona de espinas y la Cruz del Hijo;

y el Espíritu Santo

  Espíritu Santo

 

Asimismo, se expresan algunos emblemas distintivos:

 

 

Heráldica española

Escudo:

Santiago de los Caballeros de Guatemala

 

 

Esas expresiones de religiosidad y devoción aún continúan presentes entre los guatemaltecos, lo que evidencia que el pasado histórico se une a las nuevas generaciones y les permite valorar y vivir sus tradiciones religiosas.

 

Todo el esfuerzo y dedicación al preparar las alfombras en las calles de la ciudad colonial se recompensa al momento en que, entre el olor del incienso, el sonido de las marchas fúnebres y las filas de penitentes cucuruchos, el séquito procesional se acerca... Pero el momento de mayor satisfacción es cuando las imágenes de veneración, en sus cortejos procesionales, pasan sobre las alfombras que se han elaborado con gran devoción.

 

 

    

  Cuaresma y Semana Santa

   Para ir a Página Principal    

 

 

  

CCN

Todos los derechos reservados