Conozca La Antigua Guatemala

 

 

...la ciudad colonial que ofrece una valiosa tradición cultural y religiosa

  

  

Alfombras de tradición y devoción

 

 

 

 Para ir a Página Principal   Ø

   

 

 

 

Entre las diversas manifestaciones de Fe y devoción que cada año se realizan en Guatemala, con motivo de la Cuaresma y Semana Santa, se encuentra la preparación de alfombras, especialmente en Viernes Santo, que complementan la solemnidad de los cortejos procesionales. Es una tradición católica que se ha convertido en arte popular.

 

 

En esta página presentamos algunas alfombras que fueron elaboradas como arte efímero en las calles de la ciudad colonial de La Antigua Guatemala, como expresiones del fervor religioso:

 

 

  Alfombras de aserrín multicolor

 

  Alfombras de pino

 

  Alfombras de flores

[Clic para abrir la página]

 

Esas alfombras se preparan con aserrín de colores, pino, ramilletes de la palma de corozo, flores, pétalos de rosas, frutas y vegetales de la estación; representándose diseños geométricos, símbolos heráldicos y religiosos, pasajes bíblicos, recreaciones de las imágenes de la Pasión, o simplemente con figuras surgidas de la imaginación y creatividad de sus realizadores.

 

Son expresiones de un arte popular de familias y vecinos quienes se unen para expresar su gratitud por cierta bendición, milagro o como una súplica a las imágenes de veneración.

 

 

 

Parroquianos elaborando alfombras de aserrín

 

Generalmente se utilizan plantillas o moldes calados en cartón piedra con diferentes formas que pueden ser religiosas, flores, ramas y hojas, aves, figuras geométricas y otras.

 

Este molde corresponde a una Custodia, un ángel y hojas.

 

El origen de las alfombras es más lejano que la época de la Conquista y Colonización realizada por los españoles pues, según los historiadores, en la época prehispánica ya se utilizaban flores y plumas de aves exóticas que se esparcían en el camino como homenaje al paso de los palanquines -andas llevadas en hombros- en las que se transportaba a reyes, sacerdotes, dignatarios y héroes guerreros en su trayecto hacia ceremonias o ritos religiosos.

 

Los elementos de aquella cultura prehispánica y la influencia del catolicismo impuesto por los conquistadores españoles, quienes traían costumbres similares, dieron como resultado la unión de creencias y, posiblemente, se estableció una de las expresiones multiétnicas y artísticas que le dan majestuosidad a los cortejos procesionales: las alfombras.

 

En la actualidad, se considera que la imaginería en la elaboración de las alfombras se debe al sincretismo que la Real Academia Española define como "un sistema filosófico que trata de conciliar doctrinas diferentes".

 

Muestra ese sincretismo, por ejemplo, elaborar figuras de mariposas y aves que no se relacionan con aspectos de la Fe católica. No obstante, es de señalar que para los mayas, de la ancestral cultura prehispánica, la mariposa simbolizaba al Sol, una de sus principales deidades y, además, representaba la vida y el más allá.

 

Como prueba de lo anterior, se observó que en las siguientes alfombras se representaron mariposas:

 

 

 

 

 

 

 

Asimismo, se representaron algunas aves:

 

 

Colibrí Pájaros

 

 

Guacamayas   Cisnes

 

En aquella época de Colonización española, al iniciarse la evangelización en el nuevo Reino se necesitó de asociaciones religiosas y de medios didácticos para que la población indígena asimilara el catolicismo.

 

Entre las asociaciones religiosas fundadas en la recordada ciudad de Santiago de los Caballeros, conocida actualmente como La Antigua Guatemala, la más destacada fue la Tercera Orden de Penitencia de San Francisco, cuya aprobación se hizo el 30 de noviembre de 1613.

 

Con su llegada, los frailes franciscanos tuvieron a su cargo la mayor parte de la evangelización de los pueblos indígenas. Al existir alguna similitud entre las creencias prehispánicas y la Fe católica, es posible, que las manifestaciones de devoción, como las alfombras, fueran aceptadas por los indígenas. Como consecuencia, el desarrollo de las mismas fue entre los siglos XVII y XVIII; por lo que aquel sincretismo al hacerse guatemalteco adquirió características propias, y es así como surgieron las alfombras con expresión de Fe propiciatoria, rogativa o de agradecimiento.

 

En nuestros días, se observaron las siguientes alfombras, elaboradas con aserrín y viruta multicolor así como con vegetales, que tuvieron expresiones de Fe:

 

 

Propiciatoria:

 

"Si hoy escucháis su Voz

no endurezcáis el corazón"

 

Propiciatoria:

 

"María,

Templo del Espíritu Santo"

 

 

 

Rogativa:

 

"María, guíanos a

la Patria Celestial"

Agradecimiento:

 

"Señor ante Ti nos inclinamos

y te ofrendamos esta alfombra"

 

 

Símbolos religiosos también fueron representados:

 

 

Las manos del Padre;

la corona de espinas y la Cruz del Hijo;

y el Espíritu Santo

Espíritu Santo

 

Asimismo, se expresaron algunos emblemas distintivos:

 

 

Heráldica española

Escudo:

Santiago de los Caballeros de Guatemala

 

 

Entre aquellos medios didácticos que durante la época de la colonización española fueron utilizados para la evangelización de los pueblos indígenas, surgieron los Altares de Velación, los Huertos y las velaciones propias de la Cuaresma y Semana Santa.

 

En nuestros días, esas manifestaciones de devoción aún continúan presentes entre los guatemaltecos, lo que evidencia que el pasado histórico se une a las nuevas generaciones y les permite valorar y vivir sus tradiciones religiosas.

 

El Huerto es una parte imprescindible de los Atares de Velación que se elaboran en el interior de los templos, iglesias y ermitas. Para la elaboración de un Huerto se incluyen varios elementos comunes, como lo son: aserrín multicolor, para realizar diferentes representaciones, que se enmarcan con frutas y vegetales de la temporada, flores de la palma de corozo, pan y velas encendidas.

 

Para recordar algunos de esos Altares de Velación y Huertos, preparados en 2011 y 2012, se incluyen en el apartado Cuaresma y Semana Santa.  Algunos de los elaborados en 2013 se incluyen en el apartado Altares de Velación  y Huertos de 2013; ambos apartados bajo el título La Antigua Guatemala, de esta misma página WEB.

 

Todo el esfuerzo y dedicación al preparar las alfombras en las calles de la ciudad colonial se recompensa al momento en que, entre el olor del incienso, el sonido de las marchas fúnebres y las filas de penitentes cucuruchos, el séquito procesional se acerca...

 

 

 

Pero el momento de mayor satisfacción es cuando las imágenes de veneración, en sus cortejos procesionales, pasan sobre las alfombras que se han elaborado con gran devoción.

 

 

Cortejo procesional de

Nuestra Señora de la Merced

Cortejo procesional de Penitencia,

Jesús Nazareno de la Merced

 

 

 

 

 Para ir a Página Principal   Ø

 

 

  

CCN

Todos los derechos reservados