Conozca La Antigua Guatemala

 

 

...la ciudad colonial que ofrece una valiosa tradición cultural y religiosa

 

  

Alfombras de Viernes Santo de 2015

 

 Ø  Para regresar, favor de cerrar esta nueva ventana

 

 Para ir a Página Principal   Ø

   

 

 

La elaboración de alfombras es una combinación de tradiciones originadas desde tiempos prehispánicos y coloniales. Antes de la llegada de los españoles, los indígenas ya elaboraban para sus ceremonias religiosas alfombras de flores y plumas de aves exóticas que se esparcían en el camino, como homenaje al paso de los palanquines -andas llevadas en hombros- en las que se transportaba a reyes, sacerdotes, dignatarios y héroes guerreros en su trayecto hacia ceremonias o ritos religiosos. Provenientes del Viejo Mundo, los españoles trajeron a tierras americanas la tradición de elaborar alfombras religiosas; actividad devotamente popular en su país, pero especialmente en Tenerife, Islas Canarias.

 

Durante la evangelización en el Nuevo Mundo los frailes franciscanos, quienes tuvieron a su cargo la mayor parte de la catequización en Santiago de los Caballeros de Guatemala, se comprometieron en favorecer la religiosidad. Entre ellos, Pedro de Betancur [Santo Hermano Pedro de San José Betancur] originario de Vilaflor, una población de Tenerife, y por lo tanto, conocedor de dichas tradiciones.

 

Los elementos de aquella cultura prehispánica y la influencia del catolicismo impuesto por los conquistadores españoles, quienes traían costumbres similares, dieron como resultado la unión de creencias y, en consecuencia, que las alfombras se sincretizaran, pues fueron complementándose con nuevos elementos.

 

En la actualidad, se considera que la imaginería en la elaboración de las alfombras se debe al sincretismo que la Real Academia Española define como "un sistema filosófico que trata de conciliar doctrinas diferentes". Muestra ese sincretismo, por ejemplo, elaborar figuras de mariposas y aves que no se relacionan con aspectos de la Fe católica. No obstante, es de señalar que para los mayas, de la ancestral cultura prehispánica, la mariposa simbolizaba al Sol, una de sus principales deidades y, además, representaba la vida y el más allá. Lo anterior, lo podemos apreciar así:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La festividad religiosa de Cuaresma y Semana Santa ha originado varias tradiciones que se han conservado con el tiempo y que, en Guatemala, aunadas con la Fe llaman la atención de innumerables visitantes y peregrinos locales y extranjeros. Entre esas tradiciones se encuentra la elaboración de alfombras como un homenaje o deferencia al paso de las imágenes de veneración que hacen su recorrido procesional, ya sea como un agradecimiento por bendiciones o milagros obtenidos así como por una súplica especial. En la actualidad, dichas alfombras se preparan utilizando materiales naturales como aserrín, viruta, pino, corozo, flores y vegetales.

 

 

 

En La Antigua Guatemala, también se elaboran  tradicionales alfombras con los objetivos ya indicados.

 

Las que a continuación incluimos fueron elaboradas, en la tarde/noche de Jueves Santo y madrugada/mañana de Viernes Santo de 2015 al paso de los cortejos procesionales de las imágenes de Jesús Nazareno, y de Nuestra Señora de Dolores, de la Iglesia de la Merced.

 

  

 

 

La imagen de Jesús Nazareno, cuyos orígenes se remontan al siglo XVII, se trasladó a la Iglesia de la Merced, erigida en sede de la Parroquia de San Sebastián, en 1883. Concientes que las manifestaciones de veneración y religiosidad popular hacia dicha imagen han permanecido y se incrementan con el transcurrir del tiempo, el Consejo Municipal [Ayuntamiento] de la ciudad de La Antigua Guatemala acordó promulgar, el 3 de abril de 2004, a la imagen de Jesús Nazareno de la Merced como Protector e Intercesor de los Antigüeños. 

 

 
 

Por tradición, en la época de Semana Santa, el Viernes Santo se realiza la Procesión de Penitencia, de la imagen a la que nos hemos referido. Este cortejo procesional se caracteriza porque el anda presenta como alegoría un sendero áspero y árido, con sencillas flores. Vistiendo una humilde túnica sin bordados, la imagen de Jesús Nazareno se representa cargando una Cruz rústica y sin adornos.

 

 Imagen de Jesús Nazareno de la Merced

 

 

Alfombras de aserrín multicolor:

 

Las más elaboradas son las alfombras preparadas con colorido aserrín, ya que los realizadores encuentran a su disposición distintas plantillas o moldes para que puedan interponer su creatividad o ingenio en la preparación de sus obras de arte efímero.

 

El aserrín que se utiliza es obtenido en los aserraderos y se deriva del serrado o corte de la madera, especialmente de pino porque es más fácil de teñir; actividad manual que se realiza con añilinas de gran variedad de colores.

 

Dedicadas y laboriosas manos de los parroquianos y vecinos llenan afanosamente con aserrín las filigranas de los moldes que han seleccionado para su alegoría. En la siguiente alfombra se observa el proceso de llenado de moldes y algunos símbolos que fueron representados; entre éstos [religiosos:] Las manos del Padre Eterno; la Cruz  y Corona de Espinas del Hijo; y el Espíritu Santo. Y, [otros:] mariposas y flores:

 

 

Cuando los diseños requieren aserrín para un terminado más fino o compacto, se utilizan coladores o cernidores de metal: 

 

 

 

En la siguiente, se simbolizaron siete calles y siete avenidas de la Ciudad de La Antigua Guatemala en el que pequeñas figurillas de barro, portando pancartas, exaltan templos e iglesias que realizan cortejos procesionales en Cuaresma y Semana Santa:

 

 

Se realizaron diseños geométricos, de flores y otras figuras:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En ésta, para representar un ambiente más natural, se colocó una base de aserrín sin teñir y se complementó con flores: estaticias y crisantemos.

 

 

Símbolos religiosos:

 

Virgen de Guadalupe y el Cordero Pascual:

 

 

 

Jesús permite que los niños se acerquen a él; y Jesús Crucificado:

 

 

 

La Cruz del Redentor:

 

 

Mensaje evangelizador:

 

 

Representaciones de fauna: mariposas, pájaros y pavos reales:

 

 

 

 

 

Impresionante alfombra representando pavos reales:

 

 

Entre éstas representaciones se encuentran:

 

   

   

   

El Quetzal, ave símbolo nacional de la República de Guatemala también fue representado:

 

 

Alfombras de viruta multicolor:

 

La viruta, que también es obtenida en los aserraderos, se tiñe manualmente como el aserrín. Con la misma, se preparan alfombras que no necesariamente tienen un terminado fino, pues lo ordinario de ese material y su colorido la hacer ver con un terminado muy particular. Generalmente, se complementan con flores pero también se combinan con aserrín multicolor para preparar diferente simbología, todo conforme la imaginería de los realizadores. Así, observamos, entre otras:

 

 

 

 

 

Alfombras de corozo:

 

El corozo utilizado en las alfombras tiene un aroma que es propia de la festividad religiosa de Cuaresma y Semana Santa.

 

Sobre una base de corozo desramillado, se elaboran alfombras para que tengan un fondo claro y se observe de mejor forma la imaginería expresada en colorido aserrín. Así, se aprecia diferente simbología combinada con flores y, en algunos casos, con pino:

 

 

 

Alfombras de pino:

 

Aunque parecen sencillas, estas alfombras se elaboran con mucha devoción pues también requieren creatividad y paciencia.

 

Complementadas con flores:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  

También se representaron símbolos religiosos:

 

Monte Calvario o de La Calavera. Sobre una alfombra de pino complementada con flores, se colocaron tres cruces en una base dispuesta con hojas secas de árbol de aguacate y tallos de piñas. Al observar a distancia esa alfombra, la combinación del color blanco-verde de las lechugas... ¡parecía como que emitían rayos de luz!:

 

 

La Cruz del Redentor: Símbolo elaborado con flores y rodeado de pétalos de rosas, enmarcado con tallos de trigo recortado:

 

 

La Eucaristía:

 

 

Otra simbología:

 

 

 

 

 

 

Representación que nos recuerda la institución y celebración de la Eucaristía:

 

 

Evocando el realismo de aquella época, un grupo de parroquianos con indumentaria a la usanza de un escuadrón de romanos abre el paso del cortejo procesional. Aquí, hacen guardia frente a las ruinas de la Iglesia y Convento de San Agustín [en La Antigua Guatemala]:

 

 

Penitentes cucuruchos avanzan en el cortejo procesional llevando los pabellones de la Hermandad...

 

 

... y pasan a la par de una alfombra de pino, cuyas flores parecían estar sembradas en medio de la calle empedrada:

 

   

 

Alfombra de vegetales:

 

Por tradición y frente al Parque de San Sebastián, cada año se elabora una alfombra de vegetales como ofrenda de los frutos de la tierra a Dios. En 2015, se preparó la siguiente con el lema:

 

Señor, perdónanos y danos la Paz

 

 

Sobre una base de viruta sin teñir se colocaron, entre otros, los siguientes vegetales: col, rábanos, zanahorias, tomates, chiles pimiento, coliflores, ejotes, lechugas, cebollas, apios y puerros:

 

 

 

 

 

El ambiente se impregna con el aroma que forma parte de las propias tradiciones del ritual católico. Y es que durante el paso de los cortejos procesionales, devotos cucuruchos llevan sus incensarios en los que se quema el incienso que se utiliza para purificar el ambiente y hacerlo propicio para motivar el espíritu, elevando de mejor manera las plegarias a la divinidad.

 

Todo el esfuerzo y dedicación al preparar las alfombras en las calles de la ciudad colonial se recompensó al momento en que, entre el olor del místico incienso, el sonido de las marchas fúnebres y las filas de penitentes cucuruchos y escuadrón de romanos, el séquito procesional se aproximó...

 

 

 

Pero el momento de mayor satisfacción fue cuando las imágenes de veneración, en sus cortejos procesionales, pasaron sobre las alfombras que los feligreses elaboraron con gran devoción:

 

En el 2015, el anda procesional de la imagen de Jesús Nazareno de la Merced, en su Procesión de Penitencia; indagó: Y tú... ¿cuántas veces me has negado?. La alegoría se observó, así:

 

 

                      

Imagen de Jesús Nazareno de la Merced

 

En el 2015, una pancarta en el anda procesional de la imagen de Nuestra Señora de los Dolores de la Merced, afirmó: No hay Dolor más grande.

 

 

Imagen de Nuestra Señora de los Dolores de la Merced

[en el ambiente se aprecia el místico incienso elevado al cielo]

 

 

 Ø  Para regresar, favor de cerrar esta nueva ventana

 

 Para ir a Página Principal   Ø

 

 

  

CCN

Todos los derechos reservados