Conozca La Antigua Guatemala

 

 

...la ciudad colonial que ofrece una valiosa tradición cultural y religiosa

  

 

Alegoría 2012 en el Templo de Santo Domingo,

Basílica Menor de Nuestra Señora del Rosario

 

 Ø  Para regresar, favor de cerrar esta nueva ventana

 

 Para ir a Página Principal   Ø

   

 

 

La solemnidad del mes de octubre en Santo Domingo fue instituida en la Iglesia por designios del Papa León XIII, en el año 1888.

 

No obstante las constantes peregrinaciones y visitas durante todo el año provenientes de la ciudad y de otros departamentos, entre el fervor religioso y la armonía familiar gran número de fieles creyentes visitan, durante el mes de octubre, la Basílica Menor de Nuestra Señora del Rosario, Templo de Santo Domingo, para venerar a la imagen de la Reina y Patrona de Guatemala, Alcaldesa Perpetua de la ciudad capital.

 

Se trata de una tradición que ha llegado profundamente al alma del pueblo guatemalteco creyente, y se ha convertido en una de las festividades religiosas y populares más importantes, ya que es una manifestación de treinta y un días de Fe en la vida cristiana guatemalteca, junto con las continuas peregrinaciones a su Basílica.

 

 

 Basílica Menor de Nuestra Señora del Rosario, Templo de Santo Domingo,

con alegoría relacionada a la celebración del Año de la Fe

 

 

Ubicación: 10a. Calle y 12 Avenida zona 1, ciudad de Guatemala

 

Esta edificación religiosa es la única que tiene esculturas en la parte superior de su fachada. Vista de frente, y de izquierda a derecha, se observan las imágenes de San Vicente Ferrer, Santo Domingo de Guzmán, y Santo Tomás de Aquino.

 

Con motivo de dicha celebración, en el frontispicio de esta Basílica fueron colocados pabellones que exaltan a los siguientes Pontífices:

 

 

 

 

 

S.S. Beato Juan XXIII; y

S.S. Papa Pablo VI

 

S.S. Beato Juan Pablo II; y

S.S. Papa Benedicto XVI

 

 

El color del ornamento que muestra la Basílica de Nuestra Señora del Rosario en esta época, es alusiva al Año de la Fe que inició el 11 de octubre de 2012 y finalizó el 24 de noviembre de 2013.

 

 

Interior de la Basílica Menor de Nuestra Señora del Rosario

 

En el ingreso a la nave central de la misma Basílica, las imágenes de dos ángeles custodios pregonan la festividad religiosa:

 

 

 

 

 

Uno de ellos indica el motivo de la celebración (Año de la Fe), y sostiene un Libro representativo de los Documentos Concilio Vaticano II; y el otro indica el período de esa celebración (2012 - 2013), y muestra un Libro distintivo del Catecismo de la Iglesia Católica.

 

Además de enaltecer a la Madre Celestial con la plegaria popular del Rosario, los feligreses buscan la renovación de las sanas costumbres cristianas a la luz de los misterios del mismo Rosario.

 

Al venerar a la Reina y Patrona de Guatemala, implorémosle su intercesión para que esta patria nuestra, que ha sido encomendada a su amparo, encuentre de una vez y para siempre la Paz.

 

 

Nave central y altar mayor de la Basílica de Nuestra Señora del Rosario

 

La imagen de Nuestra Señora del Rosario, que en la actualidad se venera en esta Basílica, tiene sus orígenes en el siglo XVI. El fraile dominico Lope de Montoya encargó, a tres excelentes plateros de la recordada ciudad de Santiago de los Caballeros, la burilación de la efigie, en plata pura. Luego de su bendición en 1592, la misma efigie se ubicó en la Cofradía del Santo Rosario, que ya había sido fundada por el Obispo Francisco Marroquín, el 1 de noviembre de 1559, y asentada inicialmente en el Templo de Santo Domingo, en el Valle de Panchoy, en donde se encuentra aquella ciudad, conocida actualmente como La Antigua Guatemala.

 

Con motivo de la ruina de la ciudad de Santiago de los Caballeros, ocurrida en 1773, y posterior traslado a la Nueva Guatemala de la Asunción, también se trasladó la efigie de Nuestra Señora del Rosario a una iglesia provisional, que en junio de 1778 los frailes dominicos ya tenían construida. En 1808, se trasladó al Templo de Santo Domingo, elevado a Basílica Menor de Nuestra Señora del Rosario, el 27 de septiembre de 1970, en donde se encuentra actualmente.

 

En nuestros días, esa imagen se aprecia rodeada de un fulgor representado por 45 estrellas de plata sobredorada, como símbolo del esplendor de su gracia. El resplandor tiene detalles de espigas de trigo y frutos de la vid.

 

Luce a sus pies una media luna de plata que nos recuerda que es Reina de todo lo creado. Se le atavía con atuendo de distintos colores, entre los que se encuentran: corinto, azul, verde, rosado y amarillo-oro. Luce cabellera natural y madrileñas especiales traídas de España. Ostenta la corona y el cetro que la distinguen como Reina de Guatemala y sostiene, junto al Divino Redentor, un Rosario de 20 misterios.

 

Esa imagen es sumamente devota, con su mirada hacia abajo en gesto de misericordia y gracia, con maternal afecto que cautiva. Su compasivo rostro de encendido color palidece con ocasión de conflicto y necesidad popular, según relatan fieles devotos que se han convertido en testigos de esa creencia.

 

Lleva en uno de sus brazos una imagen que representa al Niño Dios, como dormido, en una posición natural.

 

Imagen de Nuestra Señora del Rosario,

ataviada con atuendo rosado

 

 

Los fieles creyentes tienen la oportunidad de acercarse al Camarín de la imagen de Nuestra Señora del Rosario ya que en el altar mayor se dispone de un pasillo lateral que así lo permite.

 

Al venerar a la Reina y Patrona de Guatemala, Alcaldesa Perpetua de la ciudad capital, implorémosle su intercesión para que esta patria nuestra, que ha sido encomendada a su amparo, encuentre para siempre la Paz.

 

Para la festividad del 2012, la imagen fue engalanada con vestimenta de color amarillo-oro. Como parte de la alegoría, la Basílica y el altar mayor fueron adornados con un elegante cortinaje corinto y ribetes dorados; y con flores blancas y amarillas, especialmente cartuchos.

 

 

Ornamento en las columnas

 

 

 

El Espíritu Santo se representa en un Medallón

 

Pabellones con diferentes mensajes son parte de la alegoría que motiva a la reflexión. Entre ellos, se observan los lemas:

 

Los Profetas, "Anunciadores de la Fe"

Los Santos, "Testigos de la Fe"

Los Discípulos, "Confesores de la Fe"

Los Evangelistas, "Difusores de la Fe"

 

Pabellón de Santo Domingo

 

 

También se exalta a los Pontífices:

 

     

S.S. Beato Juan XXIII

S.S. Papa Pablo VI

S.S. Beato Juan Pablo II

S.S. Papa Benedicto XVI

Asimismo, en lo alto del altar mayor de esta Basílica se observa la representación de un ángel mostrando un... Rosario de Cuentas iluminadas:

 

 

Año de la Fe 2012 - 2013

 

El Sumo Pontífice Benedicto XVI al dar a conocer la Carta Apostólica PORTA FIDEI (La puerta de la Fe) convocó a toda la Iglesia a la celebración de un Año de la Fe. Éste inició el 11 de octubre de 2012, en el cincuenta aniversario de la apertura del Concilio Vaticano II, y terminará en la solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo, el 24 de noviembre de 2013. En la fecha del 11 de octubre de 2012, se celebrarán también los veinte años de la publicación del Catecismo de la Iglesia Católica, promulgado por el beato Papa Juan Pablo II, con la intensión de ilustrar a todos los fieles la fuerza y belleza de la Fe.

 

El Santo Padre señala en dicha Carta Apostólica que…“La puerta de la fe (cf. Hch 14, 27), que introduce en la vida de comunión con Dios y permite la entrada en su iglesia, está siempre abierta para nosotros. Se cruza ese umbral cuando la Palabra de Dios se anuncia y el corazón se deja plasmar por la gracia que transforma. Atravesar esa puerta supone emprender un camino que dura toda la vida.”…

 

Es oportuno recordar que hace cincuenta años dio inicio un acontecimiento mayor en la historia de la Iglesia Católica. El 11 de octubre de 1962, el entonces Sumo Pontífice Juan XXIII inauguró el Concilio Vaticano II, que tuvo como finalidad “abrir las ventanas de la Iglesia” para que la Iglesia jerárquica escuchara los clamores y esperanzas de la gente y responder así, de manera más actualizada, a los desafíos de los hombres de aquel tiempo. En 1967, el Papa Pablo VI proclamó un Año de La Fe para conmemorar el martirio de los Apóstoles Pedro y Pablo en el décimo noveno centenario de su supremo testimonio.

 

Años después, en 1992, el Papa Juan Pablo II tomó la iniciativa de publicar el Catecismo de la Iglesia Católica para celebrar los primeros treinta años del Concilio Vaticano II. Catecismo universal que tiene como finalidad ayudar a los fieles de todo el mundo a reflexionar sobre las verdades de nuestra Fe.

 

Fuente: Año de la Fe - PORTA FIDEI

 

Capilla del Señor Sepultado de Santo Domingo

 

Adyacente a la nave central de la citada Basílica Menor de Nuestra Señora del Rosario se encuentra la Capilla del Señor Sepultado de Santo Domingo, cuya imagen descansa en su urna. Dicha imagen es la que se procesiona el Viernes Santo al conmemorarse, cada año, la Semana Santa en Guatemala.

 

 

Imagen del Señor Sepultado de Santo Domingo.

Se le conoce como Cristo del Amor

Fuente:

 

Comunidad dominica de la Basílica Menor de Nuestra Señora del Rosario, Templo de Santo Domingo.

Comunidad de la Cofradía del Santo Rosario.

"Patrona de Guatemala", Revista formativa de la Cofradía del Santo Rosario.

Divulgación del Patronato de Santo Domingo.

Los Veinte Misterios del Rosario, Compendio del Evangelio. Fray Bernardino Rodríguez G.

Compendio de la historia de la ciudad de Guatemala, Volumen 1. Domingo Juarros.

Documentos del Concilio Vaticano II.

Periódico Católico La Misión.

 

 

 Ø  Para regresar, favor de cerrar esta nueva ventana

 

 Para ir a Página Principal   Ø

 

 

  

CCN

Todos los derechos reservados